Sagunto aprueba la declaración institucional en apoyo a la plantilla de Pilkington

La dirección ha trasladado al comité de empresa la decisión de la matriz del Grupo NSG de aplicar un programa estratégico que tendría graves consecuencias para la economía de la comarca del Camp de Morvedre.

El Pleno del Ayuntamiento de Sagunto ha aprobado por unanimidad una declaración institucional en apoyo a las trabajadoras y trabajadores de la planta de producción que Pilkington Automotive España tiene ubicada en el municipio.

Este manifiesto, aprobado por unanimidad en el pleno de este jueves 18 de marzo, plasma el acuerdo alcanzado por todos los grupos políticos del Consistorio de amparar las reivindicaciones de la plantilla ante el plan estratégico que pretende aplicar la matriz –el Grupo NSG– en Europa y que podría acarrear la desinversión de la factoría de Sagunto.

Así, la Corporación adquiere en primer lugar el compromiso activo de defender el tejido industrial y productivo del municipio y su comarca así como analizar junto a los interlocutores sociales la situación del mismo, implicando en ello a la Generalitat Valenciana y el Gobierno de la Nación.

De igual modo, se plantea una actuación del gobierno municipal para promover, junto a los gobiernos autonómico y estatal, la negociación y la búsqueda de soluciones con el Grupo NSG que garanticen el futuro y el mantenimiento de las instalaciones del grupo en el municipio. Para ello se ha aprobado también trasladar el acuerdo plenario y la declaración institucional al Consell de la Generalitat, a les Corts, al Gobierno de España y a las Cortes Generales.

«No debemos permitir que este, o cualquier otro grupo empresarial, de manera unilateral, aboque al cierre de una instalación que hasta el momento ha sido rentable y ha arrojado resultados positivos en los últimos ejercicios», manifiesta el documento firmado por todos los representantes municipales y que califica de «extremadamente preocupante» el «momento tan delicado» que atraviesa la industria en la comarca.

La declaración institucional advierte, asimismo, de que la posible desinversión de la planta de Pilkington de Sagunto produciría un fuerte impacto no sólo sobre el empleo del municipio sino también de toda la comarca del Camp de Morvedre en aquellas actividades estrechamente vinculadas con el sector del automóvil.

Por este motivo, la Corporación considera «urgente que los poderes públicos tomen las medidas necesarias para evitar que se produzcan deslocalizaciones o cierres de empresas» al tiempo que observa como «inaplazable una revisión de los instrumentos de defensa industrial» del tejido productivo local y comarcal con el fin de «evitar los riesgos de deslocalización de empresas a países con una legislación laboral menos justa».

Y añade que, «en cualquier caso, en aquellas circunstancias en las que una reestructuración sea necesaria, ésta debería llevarse a cabo siempre de forma responsable y con diálogo con los sindicatos».

«Nuestra responsabilidad colectiva debe traducirse en unidad de acción para establecer mecanismos que impidan que las empresas maximicen sus beneficios paralizando producciones o desplazándolas a otros países. Es el momento de defender no solo unos puestos de trabajo, no solo unos salarios, es el momento de la defensa de nuestra industria, el momento de defender el futuro de Pilkington Sagunto y de nuestra comarca», concluye el comunicado secundado por todos los grupos políticos.

CatalanSpanish