Aumentan un 30% las consultas de salud mental en Castellón desde el inicio de la pandemia

El sindicato CSIF alerta de que las esperas para las primeras visitas en centros como el de Rafalafena o Cardenal Costa superan ya los cuatro meses.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha alertado de que, desde el inicio de la pandemia, las consultas en las cuatro instalaciones especializadas en salud mental en Castellón -esto es, Rafalafena, Cardenal Costa, Illes Columbretes y el Grao- se han incrementado un 30%.

“El coronavirus no solo afecta a las personas a nivel orgánico, con patologías de tipo respiratorio como neumonías; de tipo neurológico, como los ictus; o de tipo digestivo, como las diarreas; sino que afecta también a enfermedades de tipo funcional, a través de síndromes ansiosos, depresivos o de estrés”, han explicado desde el sindicato, que han detallado que “desde que se detectaron los primeros casos de coronavirus y arrancó el confinamiento, en marzo de 2020, también han aumentado de manera considerable en la provincia estas patologías de tipo mental, que no solo están afectando a la población adulta en general, sino también a menores de edad y al personal sanitario”.

Desde la central sindical han resaltado que, el incremento de ese tipo de patologías “está provocando a su vez un aumento de las listas de espera para recibir atención especializada, ya que las plantillas no se han reforzado”.

Así, han detallado que “en el caso de las instalaciones de Rafalafena, que cuenta con 3 psiquiatras, 2 profesionales de Psicología y 2 de Enfermería para atender a los pacientes que les derivan de los consultorios 9 d’Octubre, Pintor Sorolla, Rafalafena, Grupo Reyes, San Lorenzo, San Agustín, Benadressa y la Salera, además de los procedentes de Benicàssim, Sarratella, Tírig, Les Coves de Vinromà, Albocàsser, Benassal, Culla, Vilar de Canes, Torre d’en Besora, Ares del Maestrat, Castellfort o Vilafranca – lo que implica más de 75.400 SIP-, la espera para las primeras visitas supera los cuatro meses y las consultas preferentes acumulan de media demoras de 30 días en estos momentos”.

Una situación similar a la que viven las instalaciones de salud mental de Cardenal Costa, que disponen de 2 profesionales de Psiquiatría para atender a las personas usuarias de los centros de salud de Palleter, Constitución, Fernando el Católico y Gran Vía -unas 58.800 SIP-, por lo que las demoras para las primeras visitas también superan los cuatro meses, las consultas preferentes deben esperar un mes para recibir atención y, en el caso de las segundas visitas, los plazos de espera oscilan entre los 6 y los 10 meses.

Por ello, desde CSIF han pedido a la Conselleria de Sanitat que “incremente los medios para reducir los tiempos de espera y dar respuesta de manera efectiva al incremento que han registrado las necesidades actuales de la población castellonense en materia de salud mental”.

ValenciàEspañol