Alertan de la falta de efectivos en la Unidad de Salud Mental Infantil y Adolescente de Manises

El sindicato CSIF lamenta que en lugar de reforzarla hayan decidido trasladar a uno de sus profesionales de Psiquiatría dos días cada semana a unidades de salud mental adultos.

El sindicato CSIF ha pedido a la comisionada del departamento de salud de Manises su “intervención y la contratación de otro psiquiatra”. La central sindical le ha hecho llegar esta petición por escrito para evitar que a partir de finales de septiembre uno de los dos profesionales de Psiquiatría que atiende la Unidad de Salud Mental Infantil y Adolescente (USMIA), en Aldaia, sea trasladado parcialmente a otros centros de salud mental destinados a adultos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que la USMIA cuenta en la actualidad con dos recursos de Psiquiatría, un número “insuficiente para la amplia y delicada población que atiende, lo que provoca que en ocasiones niños y adolescentes sean citados y descitados varias veces por falta de personal”, tal como recalca en su escrito el sindicato.

CSF alerta de que, en lugar de reforzar la unidad “para su correcto funcionamiento en una época de especial concienciación sobre la importancia de la salud mental y mientras aumentan las plazas de estos profesionales en otros departamentos”, en el área de Manises va a ocurrir lo contrario.

El sindicato señala, tal como ha trasladado a la comisionada para mostrarle su preocupación y pedirle que intervenga, que “a partir de finales de septiembre se quiere repartir uno de los recursos de Psiquiatría que atiende la USMIA entre esta unidad (ubicada en el centro de especialidades de Aldaia) y otras de Salud Mental de Adultos (USMA) del departamento”.

La central sindical apunta que esta circunstancia provocará que “la USMIA, en vez de contar con dos psiquiatras que atiendan a la población infantil y adolescente de todo el departamento, tendrá uno a tiempo completo y otro que irá tres días a esta unidad y dos a otras destinadas a adultos”.

CSIF hace hincapié en que en lugar de reforzar centros de salud mental de adultos con la contratación de más profesionales, quedará más debilitada la atención ya precaria, por la escasez de recursos, a niños y adolescentes en Aldaia. Este hecho, además, ocasiona que “se desmonte un equipo multidisciplinar en la UMSIA y tendrá una repercusión en la población infantil y adolescente, que queda mal asistida y desprotegida en vez de dedicarle un especial cuidado”.

La central sindical ha solicitado la intervención de la comisionada, y de la propia Conselleria de Sanitat que la ha nombrado, “para que esto no suceda, se solucione y se contrate otro psiquiatra”.

ValenciàEspañol