La Guardia Civil salva la vida de una persona que halló sin pulso ni respiración

Cuando los agentes comprobaron sus constantes vitales, se percataron de que no tenía pulso y tampoco respiraba

Agentes de la Guardia Civil de Valencia, mediante maniobras de reanimación cardiopulmonar, logaron mantener con vida a una persona hasta la llegada de los servicios médicos.

El pasado día 19 del presente mes, a las 18:10 horas, dos agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Gandía mientras se encontraban realizando servicio propio de la especialidad en el barrio del Grao de Gandía, fueron requeridos, de forma urgente, por varios vecinos. De inmediato, los guardias civiles acompañaron a los ciudadanos hasta el interior de un conocido restaurante.

Una vez en el interior del establecimiento, los agentes observaron a un hombre atrapado en el hueco de la escalera que accedía a los baños. Estaba encajonado, de tal manera que se estaba asfixiando. La víctima, de una complexión física corpulenta, no cesaba de emanar sangre por la boca. Cuando los agentes comprobaron sus constantes vitales, se percataron de que no tenía pulso y tampoco respiraba. La víctima estaba cianótica.

Los guardias civiles, tomaron la decisión de realizarle la maniobra de “RAUTEK” y colocarlo en posición de seguridad. Después, ejecutaron la reanimación cardiopulmonar, a la vez que limpiaban los coágulos de sangre de la boca para que no se ahogara. A los diez minutos, llegaron efectivos de la Policía Local de Gandía y, enseguida, se ofrecieron a turnarse con los guardias civiles para continuar con la reanimación cardiopulmonar hasta que los servicios médicos se hicieron cargo de la situación.

La víctima es un vecino de Gandía, de nacionalidad española, que fue trasladado al Hospital de Gandía.

Los servicios sanitarios reconocieron que la intervención de los agentes fue decisiva para que la víctima siguiera con vida hasta la llegada de los servicios médicos.       

ValenciàEspañol