Salvamento presenta en Burriana una flota de drones que duplica los municipios vigilados en la Comunitat

Este verano seis municipios de la provincia de Castellón, seis de València y ocho de Alicante disponen de este servicio que realiza labores de salvamento y también se dedica a la vigilancia preventiva.

Un total de 20 municipios disponen este año de drones para salvamento marítimo. Noventa intervenciones realizadas y seis salvamentos es el balance de la acción de estos vigilantes durante el pasado verano en las payas de la Comunitat Valenciana, y este año, se duplican las localidades con este servicio.

De hecho, este jueves, la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha presentado en la playa de la Malvarrosa de Burriana el servicio de salvamento marítimo con drones donde se ha realizado una demostración.

De esta forma, seis municipios de la provincia de Castellónseis de Valencia y ocho de Alicante disponen de este servicio que además de realizar las labores de salvamento, también se dedica a la vigilancia como medida de prevención.

En cuanto a la elección de los puntos en que se pone en marcha este sistema, Bravo ha señalado: “hemos tenido en cuenta desde factores de peligrosidad, número de bañistas, el riesgo que entraña cada playa y las aportaciones que nos ha facilitado la Federación de Salvamento y Socorrismo”.

Playas vigiladas por drones

Este verano en la provincia de Castellón, los drones ya actúan sobre las playas de Borriana, donde se ha realizado la demostración de hoy, además de Vinaròs, Peñíscola, Moncofa, Alcalà de Xivert y Oropesa.

En València se han desplegado seis unidades que operan en las localidades de Cullera, Gandia, La Pobla de Farnals, Miramar, Piles, Alboraia.

En la provincia de Alicante, ocho localidades cuentan con aeronaves no tripuladas. Concretamente, Altea, Benidorm, Dénia, Orihuela, Santa Pola, Jávea, Guardamar del Segura y El Campello.

Cinco segundos para despegar y 80 Kms. por hora

Respecto al funcionamiento de estas equipaciones, el dron puede despegar en menos de cinco segundos y alcanza una velocidad de aproximadamente 80 kilómetros por hora, por lo que en treinta segundos puede llegar al punto donde se haya un bañista en peligro.

Con la persona de la persona encargada de su manejo, cuando el dron llega al punto exacto donde se encuentra el bañista, desciende hasta tres metros y lanza un salvavidas al que se agarra el bañista.

Al mismo tiempo, se activa el servicio y desde salvamento salen con una lancha hasta el lugar para rescatar al bañista y llevarlo a la orilla donde será atendido por los medios sanitarios.

CatalàEspañol