Más de un centenar de sanciones por incumplir el toque de queda en València

En la provincia de Alicante se han detectado esta madrugada seis botellones, uno de ellos en Torrevieja con más de 400 personas

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha informado de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FFCCSE) han desalojado hasta seis botellones durante la noche del sábado al domingo en la provincia de Alicante, uno de ellos de unas 400 personas en Torrevieja. En la provincia de Valencia, en general, el servicio también “fue tranquilo”, según ha apuntado Calero.

Mientras, en València capital, la Policía Nacional asumió la vigilancia en la zona de la Plaza de Honduras, un punto de encuentro para actividades de ocio nocturno. La Policía detectó menos afluencia de personas, pero más resistencia al desalojo. La intervención policial se prolongó hasta que la zona quedó despejada.

En total, se han interpuesto 55 sanciones por incumplimiento de restricciones de movilidad nocturna en Valencia y resto provincia entre el sábado y domingo –116 durante todo el fin de semana-

o València 17 

o Gandia 15 

o Mislata 8 

o Paterna 6 

o Burjassot 7 

o Quart de Poblet 0 

o Xirivella 2 

Actuaciones en Alicante

En concreto, en la provincia de Alicante, la actuación más destacada se volvió a producir en Torrevieja, en la comarca de la Vega Baja, donde la noche del viernes la Guardia Civil ya desalojó otro botellón de unas 1.000 personas. Cerca de 400 personas fueron desalojadas en las Piscinas Naturales, en el Paseo Juan Aparicio de Torrevieja tras detectar las autoridades un macrobotellón.

Asimismo, la Guardia Civil y la Policía Nacional despejaron otros cinco botellones con centenares de personas en las zonas de la costa de la Marina Alta y Vega Baja. Por último, en Castellón no se registraron incidentes destacables. 

Responsabilidad

La delegada del Gobierno ha vuelto a pedir responsabilidad a la ciudadanía y ha recordado que, aunque la mayoría de los jóvenes contagiados son asintomáticos, “no podemos descartar que esos casos se convierten en graves”.

“El Gobierno de España y la Generalitat Valenciana comparten la importancia de desplegar medidas efectivas para evitar la propagación del virus. Por ello, 50 rastreadores militares se han incorporado a la base militar de Marines para acelerar el control de la pandemia en la Comunitat Valenciana”, ha subrayado Gloria Calero. 

La Generalitat Valenciana ha decretado el toque de queda en 32 localidades -Almàssera, Buñol, Puig, Tavernes Blanques, Vilamarxant, Benicàssim Alboraya, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, l’Eliana, Meliana, Moncada, Picanya, Picassent, Puçol, Requena, Riba-roja de Túria, Sedaví, Silla, Utiel, San Vicente del Raspeig, Alaquàs, Aldaia, Burjassot, Catarroja, Quart de Poblet, Xirivella, Gandia, Mislata, Paterna y València-. Este es el primer fin de semana en el que está prohibida la movilidad nocturna en estos municipios después de que el Tribunal Superior Justicia de la Comunidad Valenciana diera su visto bueno a la medida para reducir los contagios

CatalanSpanish