Sanidad plantea relajar el ‘semáforo covid’ y elevar a 100 casos el nivel de riesgo bajo

El nuevo documento adaptará a los indicadores a la situación actual de la pandemia, con un gran porcentaje de población vacunada

La situación epidemiológica de España es diferente a la registrada hace un año gracias a la vacunación, pero los contagios y la incidencia no han parado de subir durante las últimas semanas en todas las comunidades autónomas. Este panorama preocupa a los expertos y las administraciones ante la proximidad de las fiestas navideñas y el temor a repetir la explosión de casos como sucedió en 2020.

A pesar de ello, el Ministerio de Sanidad plantea implantar un nuevo semáforo covid que cambie los umbrales de los indicadores de incidencia para que sean más laxos y se adapten a la “normalidad mejorada”. A través del documento de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19’, Sanidad abordará este martes en la Comisión de Salud Pública con las comunidades los nuevos cambios que quiere implantar.

Así, los indicadores del primer borrador marcarán la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes en 500 casos el riesgo muy alto, una cifra que llama la atención porque sube más de 200 puntos. El riesgo alto se situará de 300 a 500 casos, de 300 a 100 el riesgo medio, de 100 a 50 el riesgo bajo y menos de 50, la “circulación controlada. A día de hoy, tan solo se sitúan por debajo del riesgo medio Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia, Andalucía, Galicia, Asturias y Extremadura.

Además de la flexibilización de los umbrales, Sanidad añadirá dos indicadores más para medir la situación de los hospitales como la tasa nueva de hospitalización por coronavirus y la tasa de nueva hospitalización en UCI en la última semana. Por ello para entrar en la situación de “circulación controlada” será necesario que se sitúe por debajo del 2% en el total de camas y del 5% en UCI.

Situación de la Comunitat Valenciana

La Comunitat Valenciana tiene actualmente una incidencia acumulada de 88 casos por cada 100.00 habitantes que la sitúa riesgo medio, aunque con la entrada en vigor de estos nuevos parámetros estaría en riesgo bajo de transmisión. A pesar de la supuesta “baja transmisión” la subida de casos y el incremento de la incidencia en las últimas semanas preocupa a la Generalitat Valenciana, que lleva varias semanas avisando a la población de que si no se toman medidas de prevención y “autoprotección”, se podrían implantar nuevas restricciones.

Por ello, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, advirtió esta semana en rueda de prensa que “o la gente se mentaliza de esto o podemos volver a una situación en la que habrá que tomar medidas más allá del autocontrol y la autoprotección de cada uno y del resto, sobre todo, de la gente más vulnerable”.

Del mismo modo la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, anunció que Sanitat lanzaría una campaña para concienciar a la población sobre la importancia de mantener las medidas de seguridad y de protección frente al coronavirus, y recordar “la necesidad de seguir protegiéndonos ante unas fechas de reencuentros, compras y celebraciones”.

Además, este mismo lunes ante el aumento de los casos en el territorio valenciano, el president de la Generalitat, Ximo Puig, avanzaba la intención del Consell de “acelerar” la implantación del certificado covid para “aquellos espacios donde se pueden producir mayor posibilidad de contagio y estar con mascarilla y con distancia es muy complicado”.

CatalanSpanish