Los sanitarios del Hospital La Ribera denuncian el colapso reiterado de Urgencias

Un problema que afecta especialmente a los pacientes, usuarios del hospital y a sus familiares, pero también a los profesionales de este servicio que se ven desbordados e impotentes.

El Colegio de Enfermería de Valencia se suma a la denuncia que han realizado todos los colectivos sanitarios de Urgencias del Hospital La Ribera por el colapso reiterado de su servicio.

El COENV solicita a la Conselleria de Sanitat un plan de choque que contemple una mejora de condiciones de trabajadores y a ampliar espacio y medios para ofrecer la atención necesaria a la ciudadanía y evitar situaciones de saturación como la que se vive, de forma recurrente, en el hospital La Ribera.

Un problema que afecta especialmente a los pacientes, usuarios del hospital y a sus familiares, pero también a los profesionales de este servicio que se ven desbordados e impotentes para ofrecer los cuidados y atenciones que requiere la población adscrita al centro hospitalario La Ribera.

A continuación, reproducimos el comunicado que han leído los profesionales ante las puertas de Urgencias del Hospital:

“Este es un comunicado que lleva la firma de todos los colectivos del servicio de urgencias del Hospital de la Ribera”.

¡NO PODEMOS MAS! LLEVAMOS TIEMPO VIVIENDO UNA SITUACIÓN LÍMITE.

“Vaya por delante que nuestra denuncia pública sólo persigue el bienestar de nuestros pacientes y, por ello, hacemos un llamamiento a la población, para que sea consciente que esta situación no es culpa nuestra, nosotros como personal sanitario la sufrimos de igual manera que vosotros, (pacientes y familiares)”.

“A pesar del aumento de la plantilla tras la reversión, la gestión de los ingresos y las condiciones laborales, lamentablemente han empeorado”.

“Es más que habitual que nuestro servicio amanezca cada día con casi una planta de pacientes ingresados esperando habitación”.

“Una situación que no es ni mucho menos puntual, tal y como afirma la gerencia del departamento. Todo esto provoca una saturación en el BOX DE OBSERVACIÓN ubicando 4 pacientes donde debería haber solo 2, compartiendo espacio los pacientes críticos con los pacientes ingresados, sin ningún tipo de intimidad”.

“Cuando este espacio es insuficiente para acomodar a todos los ingresos que asumimos, nos obligan a habilitar un pasillo interno, una situación que nos parece indigna para el paciente y los trabajadores que estamos a su cargo”.

“Queremos recalcar que hay una falta de ambiente terapéutico, necesaria para la buena evolución del paciente. Las luces en urgencias no se apagan nunca, y la actividad asistencial no para durante las 24h, haciendo imposible un buen descanso para el paciente”.

“No disponemos de material suficiente para acomodar a todos los pacientes ni recursos humanos para ofrecer una buena calidad en los cuidados, ya que enfermeros, TCAES y celadores asumen tanto las urgencias, como los cuidados que conllevan los pacientes ingresados”.

“Ante el constante colapso, el personal de admisión tiene que resolver las constantes dudas de los familiares de los pacientes ingresados, dudas y desesperación que no ocurriría si el paciente estuviera en la planta acompañado”.

“Llevamos mucho tiempo insistiendo que el espacio y el personal es escaso para garantizar una asistencia de calidad y digna. Hemos llegado al límite de nuestra capacidad, estamos cansados física y psicológicamente”.

“Curiosamente, desde que nos estamos movilizando las horas de espera de un paciente para tener habitación han disminuido drásticamente. Pero sabemos que esto no es definitivo y sólo es un lavado de imagen de forma temporal”.

“Estamos hartos de las soluciones parciales, no queremos que se arregle de forma puntual problemas que son estructurales”.

¡QUEREMOS SOLUCIONES DEFINITIVAS Y NO PARCHES!

CatalàEspañol