La Cooperativa Sant Josep plantea al Ayuntamiento de Burriana la creación de una comunidad energética local

Para autoproducir y autoconsumir energía eléctrica a partir de sistemas de energías renovables.

La Cooperativa Sant Josep de Burriana ha dado a conocer esta mañana al Ayuntamiento de Burriana su decisión de crear una comunidad energética local (CEL) para autoproducir y autoconsumir energía eléctrica a partir de sistemas de energías renovables.

En la reunión han participado la alcaldesa, Maria Josep Safont, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, el presidente de la Cooperativa Sant Josep, José Montoliu, el director de la Cooperativa, Juan Vicente Moros, y los consejeros Eduardo Salas y Juan Agustín Pérez.

En el encuentro, el equipo directivo de la Cooperativa ha expuesto su propuesta en firme tras un año de trabajo interno, y ha invitado al Consistorio a colaborar en la iniciativa que estará abierta tanto a los socios de la Cooperativa como a los vecinos y vecinas que deseen participar.

Safont ha expresado su deseo de que el proyecto “sea exitoso y un buen punto de partida para promover actividades y avanzar hacia una ciudad más sostenible energéticamente y respetuosa con el entorno”. Asimismo, ha mostrado la disposición del gobierno local a “apoyar y respaldar” la iniciativa impulsada por la Cooperativa y se ha comprometido a “estudiar la mejor fórmula para “colaborar” en la propuesta.

Además, la alcaldesa ha puesto sobre la mesa que el Ayuntamiento ya está considerando poner en marcha instalaciones fotovoltaicas durante el 2023 en diferentes edificios municipales, por lo que también ha apuntado la posibilidad de que ofrezca instalaciones ya existentes a la CEL que pondrá en marcha la Cooperativa.

En ese sentido, Safont ha manifestado que desde el gobierno local “apostamos por un nuevo modelo de generación, uso y gestión de la energía a nivel local, basado en la participación activa de los propios usuarios a través de la cooperación, que contribuya a crear un sistema energético descentralizado, justo, eficiente y colaborativo”.

Por su parte, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental ha manifestado que las comunidades locales de energías renovables son “un modelo innovador desde el punto de vista social, medioambiental y económico”, y el consistorio está valorando diversas fórmulas para adherirse y formar parte de una CEL para facilitar el autoconsumo a ciudadanos de Burriana.

“La transición energética hacia un sistema más accesible para los usuarios, eficiente y respetuoso con el medio ambiente, ha asegurado Arnandis, es una meta ambiciosa que será imposible conseguirla sin la implicación de todos los actores, empezando desde la base social, el ciudadano”.

El concejal ha señalado, entre los edificios candidatos para las instalaciones fotovoltaicas durante el próximo año, la piscina y el mercado, aunque también “se está estudiando la viabilidad en otras instalaciones municipales como el nuevo edificio de Servicios Sociales, l’Escoleta Infantil o la Comisaría de Policía Local”.

Finalmente, ha enmarcado estas iniciativas en los objetivos del Plan Rector municipal de compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, con el que el gobierno municipal está alineando los proyectos y programas de las diferentes áreas del consistorio para la consecución de la estrategia de la Agenda Borriana ODS 2030.

La comunidad energética local de la Cooperativa Sant Josep será presentada públicamente el próximo mes de diciembre. El fin principal de una CEL es generar beneficios sociales y medioambientales en el entorno donde se ubican, primando la sostenibilidad, si bien es importante destacar que los usuarios logran un importante ahorro en su factura anual gracias a la energía verde de proximidad y más económica.

CatalàEspañol