Alertan de la saturación hospitalaria en el departamento de la Ribera

El sindicato CSIF advierte de que esta mañana había 28 pacientes en Urgencias esperando ingreso y de las carencias en Alzira II.

El sindicato CSIF exige tanto a la dirección del departamento de salud de la Ribera como a Conselleria de Sanitat un refuerzo urgente de personal en atención hospitalaria y en primaria. La central sindical explica que a las ocho de la mañana de hoy había 28 personas pendientes de ingreso en Urgencias. El sindicato recalca que ayer mismo reclamó públicamente la reapertura de la Unidad de Preingresos para atender esta demanda.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) advierte de la elevada presión asistencial debido a factores como el efecto de las altas temperaturas en personas mayores con patologías, el incremento de la población por la época estival o el repunte de casos covid. Estas circunstancias provocan un aumento de la atención en Urgencias, que anoche derivó en 16 personas en este servicio pendientes de cama y esta mañana, de 28.

El sindicato lamenta, con este panorama, la decisión de la Dirección del departamento de salud de desmantelar la Unidad de Preingresos, a la que trasladaban a los pacientes desde Urgencias y hasta que tuvieran cama en planta. Ayer CSIF ya advertía del riesgo para los pacientes, pues se quedan sin el espacio donde atenderlos de manera adecuada hasta que pueden llevarlos a planta. Entre los profesionales también ha generado malestar, y 17 de los componentes de esta unidad han pedido el traslado.

La central sindical insiste en la contratación de más personal y recalca, en este sentido, que el departamento todavía no ha explicado el plan de sustituciones de vacaciones a los sindicatos para que estos puedan estudiarlo y comprobar si existe una cobertura adecuada de plazas.

CSIF considera que el aumento urgente de plantilla debe trasladarse también la atención primaria, y en particular a localidades especialmente turísticas, como Cullera, donde existe una escasez de profesionales en los centros de salud y consultorios.

El sindicato, del mismo modo, advierte de la precariedad que sufre Alzira, como lo demuestra el hecho de que ayer por la tarde el Punto de Atención Continuada (PAC) de Alzira II se quedó sin facultativos en sus dependencias durante un par de horas porque los dos que estaban de guardia, tuvieron que salir a atender situaciones de emergencia en domicilio. CSIF señala que esa carencia provoca igualmente que, por ejemplo, algunos pacientes hubieran de esperar ayer mismo durante alrededor de cuatro horas y hasta entrada la noche para que pudieran atenderles.

La central sindical lamenta la constante falta de planificación en el departamento de salud, que se plasma, por ejemplo, en el desmantelamiento de la Unidad de Preingresos a pesar del riesgo que supone para los pacientes y del previsible incremento de la presión asistencial, o en la escasez de personal en numerosos centros de salud.

CatalanSpanish