Seguridad plantea un límite de edad para participar en ‘els bous al carrer’

Los fallecimientos de personas mayores hacen que se baraje establecer una edad máxima igual que también hay restricciones en cuanto al calzado adecuado o condiciones de quienes entren en los recintos taurinos

La edad de la novena víctima dels bous al carrer en la Comunitat Valenciana, 74 años, ha puesto bajo el foco del mundo taurino y en especial de los responsables de seguridad, si la edad también podría regularse con alguna fórmula cuando implique un riesgo por las condiciones del individuo.

Dicho de otro modo, que quizás, como plantean muchos aficionados, “en los toros, ni menores, ni demasiado mayores que no estén en condiciones”. Cabe recordar que la mayoría de las víctimas de este año superaban los 50 años y los 65 varios de los fallecidos. En concreto las últimas muertes son de dos personas de 80 y 74 años. Además, otro de los hechos que también se ha repetido en las últimas muertes es que han sido consecuencia de despistes de las víctimas a las que el toro ha pillado desprevenidos por hallarse dentro del recinto pensando que estaban fuera del alcance del animal.

Con todo, el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, ha abogado este jueves por mejorar el protocolo de seguridad de los ‘bous al carrer’ para “garantizar que no accedan los menores ni ninguna persona que no están en condiciones” –como por haber ingerido alcohol o sustancias estupefacientes o que no llevan la ropa adecuada– y ha planteado asimismo que las personas mayores no deberían circular por las calles cuando se celebran estos festejos.

Complicaciones jurídicas para limitar la edad

Sin embargo, esta propuesta que se ha dejado caer tras los últimos hechos, jurídicamente podría resultar un tanto más compleja. De momento, el decreto actual que regula los ‘bous al carrer’ en la Comunitat Valenciana, especifica que al recinto taurino no pueden entrar menores de 16 años, pero no especifica una edad máxima para entrar en la fiesta.

Lo único a lo que se hace referencia es a que “no se permitirá la participación de personas que muestren falta de condiciones físicas o psíquicas para intervenir en el festejo“, pero en cualquier caso no hay una edad tope.

Ese mismo apartado también se refiere a las personas ebrias. Y en cuanto a las “condiciones”, en muchas ocasiones el llevar un calzado inadecuado, algo que sucede especialmente en los festejos de verano y con personas que desconocen en qué consisten els bous al carrer’, suele ser en muchas ocasiones el motivo para que los voluntarios taurinos los expulsen del recinto o del recorrido por razones de seguridad.

CatalàEspañol