La seguridad y la responsabilidad, la petición expresa del alcalde de Vila-real en la presentación del programa de fiestas

El jueves se celebrará una Junta Local de Seguridad especial para ultimar los protocolos y dispositivos y intensificar la lucha contra las agresiones machistas, pinchazos y ataques de sumisión química

Con el agradecimiento al trabajo de todos los entes y personas que hacen posible las fiestas y con un cálido homenaje a las festeras “que tanto han tenido que esperar”, el alcalde de Vila-real, José Benlloch ha asistido a la presentación del ‘llibret’ de fiestas de la Mare de Déu de Gracia.

Un acto que Benlloch ha querido aprovechar también para hacer una especial llamada a la vigilancia por la seguridad de todos, en especial en los eventos taurinos y apelar a la responsabilidad de disfrutar las fiestas de una forma saludable. El primer edil no ha esquivado hacer mención a preocupaciones como los temas de pinchazos o sumisiones químicas, por eso también ha anunciado medidas extraordinarias para abordar todos los asuntos que preocupan y poder garantizar esa seguridad de las ansiadas fiestas.

De hecho, ya están previstas dos reuniones ad hoc para tratar estas cuestiones antes del inicio oficial de las celebraciones. Este próximo jueves se celebrará una Junta Local de Seguridad especial para ultimar los protocolos y dispositivos y intensificar la lucha contra las agresiones machistas, pinchazos y ataques de sumisión química. Además también se abordará en otro encuentro extraordinario el tema de la seguridad taurina este miércoles.

Colaboración ciudadana para garantizar la seguridad

Más de 200 actos, conforman el programa de fiestas de la Virgen de Gracia 2022, las primeras sin restricciones tras la pandemia, que Vila-real celebrará a partir del próximo viernes.

El alcalde, José Benlloch, ha estado acompañado de la reina, María Carmona, y damas de las fiestas, el presidente de la Junta de Fiestas, Toni Carmona, y el concejal de Fiestas, Diego A. Vila, que han presentado el programa, que este año está patrocinado por Porcelanosa, en el 50º aniversario del grupo vila-realense.

“Las fiestas son economía, identidad, símbolos y tradiciones que nos unen a todos y a todas. Una demostración en apenas 10 días de lo que es Vila-real: una ciudad con corazón de pueblo que no quiere dejar de avanzar”, ha destacado Benlloch, quien ha hecho el llamamiento a la fiesta, pero también a evitar “determinadas actitudes que alteran la convivencia”.

En relación a los espectáculos taurinos y los últimos incidentes en los festejos de bous al carrer en la Comunitat, Benlloch ha apelado a la colaboración ciudadana y a extremar las medidas de seguridad. Para ello se ha convocado este miércoles a los voluntarios y director taurino para tratar la adopción de una serie de medidas para reforzar más la seguridad en el recinto de la vila, como la instalación de paneles informativos en varios idiomas, la expedición de carnets de voluntario taurino o mejorar la cooperación entre estos agentes y la Policía Local, entre otros.

“No existe el riesgo cero en una actividad que mueve a miles de personas, y el bou al carrer lo es, con más 10.000 aficionados que acceden a nuestra vila. Pero vamos a trabajar para que podemos vivir nuestras fiestas en convivencia, sin actitudes que nos amargan la fiesta a todos y, por supuesto, sin agresiones machistas” ha insistido. 

ValenciàEspañol