La Asociación de Peñas Cadafaleras suspende la Semana Taurina de Algemesí

Se suspende la Semana Taurina ante la imposibilidad de organizar la feria de novilladas de acuerdo a las normas sanitarias.

La Asociación de Peñas Cadafaleras ha decidido suspender la Semana Taurina por segundo año consecutivo, ante la imposibilidad de organizar la feria de novilladas de acuerdo a las normas sanitarias de distanciamiento marcadas como prevención de contagio del coronavirus Covid-19.

Las fiestas de Algemesí se caracterizan por la masiva participación de público. En el caso de la Setmana de Bous incluye los encierros cada día a las 8 de de la mañana y la feria de novilladas, considerada una de las más importantes del mundo taurino. Cada día, a las 17.30 horas, más de 4.000 personas llenan la plaza de toros de Algemesí, una plaza que construyen las propias peñas cadafaleras y que constituye una auténtica obra maestra de ingeniería sólo con maderas, cuerdas y clavos.

También son masivos los espectáculos nocturnos que se programan cada noche en la plaza, así como las comidas y cenas en el parque Salvador Castell donde cada peña cadafalera tiene una caseta y una zona asignada para llevar a cabo sus actividades gastronómicas y sociales.

La celebración de la Semana Taurina conlleva una importante repercusión económica en la ciudad. Bares, pubs, restaurantes, sueldos de personas que trabajan esta semana, establecimientos de alimentación, confección textil, muchos son los sectores comerciales de la ciudad que se benefician de estas fiestas que suponen una inversión individual de los algemesinenses y visitantes. A ello hay que añadir las inversiones en empresas y trabajadores locales que llevan a cabo tanto las peñas cadafaleras como la propia Comisión Taurina.

“La actual situación sanitaria aún no permite llevar a cabo unas fiestas como la Semana Taurina de Algemesí que moviliza a miles de personas cada día durante diez días. El carácter multitudinario y el sistema organizativo de nuestra fiesta es incompatible con la distancia social y los aforos limitados. Continuaremos trabajando con todas las peñas para organizar en el año 2022 una Setmana de Bous que sea histórica, pero ahora debemos ser prudentes y responsables, poner nuestra parte para que acabe esta pesadilla”, asegura el actual presidente de la Comisión Taurina, Alberto Fernández.

Tradicionalmente, en el mes de abril se lleva a cabo la subasta de cadafales donde cada peña puja y consigue su espacio en la zona. Seguidamente cada peña designa un miembro de la Comisión Taurina que elige presidente y los cargos necesarios para llevar a cabo las gestiones para contratar las ganaderías, los novilleros y programar los espectáculos nocturnos.

Este año, al igual que en el 2020, no se ha celebrado la subasta y ahora se decide por parte de la Comisión Taurina y de la asamblea de peñas cadafaleras suspender la Semana Taurina, la feria de novilladas más importante del mundo taurino.

CatalanSpanish