Ribó traslada a los sindicatos el proyecto piloto de la jornada laboral de cuatro días

El alcalde de València ha reiterado que “València quiere adelantarse a las distintas situaciones que ya están apareciendo en varias ciudades de Europa”

El alcalde, Joan Ribó, se ha reunido hoy con los sindicatos UGT-PV y CSIF-CV para informarlos de la propuesta de declarar festivo local de la ciudad de València un lunes del mes de abril de 2023 con el objetivo de analizar las repercusiones económicas y sociales de tener cuatro semanas seguidas de cuatro días laborables.

La reunión, a la que también ha asistido el concejal de Comercio, Carlos Galiana, es la continuación del encuentro que el alcalde mantuvo hace unos días con representantes de los empresarios y de la Cámara de Comercio. El alcalde ha reiterado que “València quiere adelantarse a las distintas situaciones que ya están apareciendo en varias ciudades de Europa”.

Joan Ribó ha afirmado que se trata “de un proyecto de ensayo que tendremos en el mes de abril del año que viene de tener un mes de cuatro días de trabajo a la semana. Yo insisto. Es una cuestión de experimentación. El mes de abril del año que viene nos brinda la oportunidad de tener cuatro días de trabajo semanales, además de los aspectos que en su día tendrán que negociar patronal y sindicatos, que no es nuestro objeto. València quiere avanzarse a las distintas situaciones que están apareciendo en varias ciudades de Europa”.

El alcalde se ha preguntado “qué nos interesa conocer? Nos interesa conocer cómo reaccionará la restauración, cómo reaccionará el turismo, cómo reaccionará el transporte público y privado, nos interesa saber qué índices de contaminación vamos a tener, nos interesa saber cómo variarán los consumos energéticos”.

El objetivo, en palabras de Ribó, es “todo un conjunto de medidas que se analizarán en Las Naves, que es el centro que tenemos de innovación y de investigación sobre ese tema”.

Por su parte, el secretario general de la UGT-PV, Ismael Sáez, ha agradecido al alcalde “que nos haya convocado para explicarnos esta propuesta, este experimento. Me parece que es un proyecto que no comporta ningún peligro y que dará oportunidades para conocer qué impacto tiene especialmente, como decía el alcalde, en relación al medio ambiente, con la movilidad, y el impacto que puede tener en relación con el turismo y otros sectores”.

Sáez ha asegurado que “el alcalde es absolutamente respetuoso, como no podía ser de otra manera, con la negociación colectiva porque yo creo que esto de la jornada y de su posible reparto debe enfocarse desde el punto de vista de su reparto y no me quiero extender con este tema porque sería muy largo”.

El responsable de la UGT ha concluido que “todo lo que sea experimentar sin que ese experimento comporte riesgos enormes, nosotros lo aplaudimos y nos parece bien y cualquier crítica sobre este asunto me parece desmesurada porque no veo cuál es la transcendencia de trasladar un festivo que este año cae en domingo, como es el 22 de enero, a un fin de semana de abril. Está bien. Es una oportunidad que nos ofrece el destino”.

Por su parte, el vicepresidente autonómico y presidente en funciones del CSIF-CV, Rafael Cantó, ha explicado que “nos parece estupendo que se haga un estudio y que se vea lo que piensa la ciudadanía y lo que piensan los compañeros trabajadores de la propuesta de este mes piloto. Nosotros como agentes sociales lo que queremos ver son las distintas reivindicaciones que comporta como jornadas, turnos, reducción horaria y retribuciones”.

El alcalde se reunirá en los próximos días con otros agentes sociales y con sectores implicados.

ValenciàEspañol