[:es]STEPV pide a Consellería el cierre de aulas o centros si no pueden garantizar las medidas de seguridad[:ca]STEPV demana a Conselleria el tancament d’aules o centres si no poden garantir les mesures de seguretat[:]

El Sindicato se puso en contacto ayer con la Consellería para proponer el cierre de los centros o de las aulas que no tienen suficiente profesorado para mantener los planes de contingencia y los protocolos de seguridad.

[:es]La situación en muchos centros educativos está llegando a situaciones críticas para mantener las medidas de seguridad por la falta de profesorado, puesto que las bajas se han intensificado estos últimos días.

Está llegando al Sindicato, por parte de diferentes centros, que se encuentran en una situación compleja y sin instrumentos para actuar. Al incrementarse las bajas de profesorado se comprometen los protocolos de seguridad y los planes de contingencia mientras no se cubren estas bajas. Hay centros con un 40% o más de la plantilla de baja, hecho que complica enormemente la atención del alumnado sin romper las normas de seguridad y protección. Igualmente, personal no docente, como personal de conserjería, también cuentan con bajas que, de momento, no se están sustituyendo.

Todo ello dificulta la organización de la atención educativa y el cumplimiento de las normas de seguridad contra la COVID-19. Es por eso que STEPV trasladó ayer a la Consellería la necesidad de dar instrucciones concretas para determinar el cierre de un centro o de una aula, aunque no haya un caso positivo hasta que se cubra la baja del profesorado y se pueda atender el alumnado y mantener las medidas de seguridad.

STEPV espera que la Consellería estudie seriamente esta propuesta y actúo inmediatamente para que los centros afectados no sufran esta situación y no se incrementan los contagios si no pueden aplicar las normas mínimas de seguridad.

Igualmente, el Sindicato continuó pidiendo a la Consellería que, mientras los centros educativos continúan abiertos, se refuerce el material antiCovid y se dotan nuevamente de mascarillas y también de medidores de CO₂, filtros HEPA, etc., y se realizan las PCR a todas las personas que han compartido espacios con algún caso positivo.

Por otro lado, ayer la Consejera de Sanidad decretó oficialmente que la pandemia está descontrolada en el País Valenciano, hecho que tuviera que hacer reflexionar en el gobierno valenciano y, sobre todo en el gobierno español, sobre la necesidad de medidas más duras para cortar la propagación del virus, atendiendo las voces del personal especialista que está reclamándolas, especialmente en cuanto a los toques de queda o, incluso, confinamientos domiciliarios como en la primera oleada.[:ca]La situació en molts centres educatius està arribant a situacions crítiques per a mantindre les mesures de seguretat per la falta de professorat, ja que les baixes s’han intensificat estos darrers dies.

Està arribant al Sindicat, per part de diferents centres, que es troben en una situació complexa i sense instruments per actuar. En incrementar-se les baixes de professorat es comprometen els protocols de seguretat i els plans de contingència mentre no es cobreixen estes baixes. Hi ha centres amb un 40% o més de la plantilla de baixa, fet que complica enormement l’atenció de l’alumnat sense trencar les normes de seguretat i protecció. Igualment, personal no docent, com personal de consergeria, també compten amb baixes que, de moment, no s’estan substituint.

Tot plegat dificulta l’organització de l’atenció educativa i el compliment de les normes de seguretat contra la COVID-19. És per això que STEPV va traslladar ahir a la Conselleria la necessitat de donar instruccions concretes per determinar el tancament d’un centre o d’una aula encara que no hi haja un cas positiu fins que es cobrisca la baixa del professorat i es puga atendre l’alumnat i mantindre les mesures de seguretat.

STEPV espera que la Conselleria estudie seriosament esta proposta i actue immediatament per tal que els centres afectats no patisquen esta situació i no s’incrementen els contagis si no poden aplicar les normes mínimes de seguretat.

Igualment, el Sindicat va continuar demanant a la Conselleria que, mentre els centres educatius continuen oberts, es reforce el material antiCovid i es doten novament de mascaretes i també de mesuradors de CO₂, filtres HEPA, etc., i es realitzen les PCR a totes les persones que han compartit espais amb algun cas positiu.

D’altra banda, ahir la Consellera de Sanitat va decretar oficialment que la pandèmia està descontrolada al País Valencià, fet que hauria de fer reflexionar al govern valencià i, sobretot al govern espanyol, sobre la necessitat de mesures més dures per tal de tallar la propagació del virus, atenent les veus del personal especialista que està reclamant-les, especialment quant als tocs de queda o, fins i tot, confinaments domiciliaris com en la primera onada.[:]



CatalanSpanish