Las muertes por suicido triplican las de tráfico en Castellón

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año se produjeron 49 muertes por suicidio en toda la provincia, frente a 13 personas fallecidas en accidentes de tráfico

El suicidio y la salud mental siguen siendo un tema tabú en la sociedad. La reciente muerte de al actriz Verónica Forqué ha puesto en boca de toda la población el drama silencioso e invisible de la depresión y el suicidio. Un drama que en Castellón se vive cada año, ya que las muertes por suicidio triplican a las causadas por accidentes de tráfico.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año se produjeron 49 muertes por suicidio en toda la provincia, frente a 13 personas fallecidas en accidentes de tráfico. Lo mismo sucedió el año anterior, con 55 muertes por suicidio y 21 por culpa del asflato.

La depresión y la ansiedad son las enfermedades mentales más frecuentes. Estas dos las pueden padecer, o las han padecido, gran parte de la población. Lo cierto es que estas enfermedades son más difíciles de llevar de lo que generalmente se piensa.

Además, la pandemia ha afectado a este tipo de trastornos y a la vida cotidiana de la población. Este hecho se ha notado en las urgencias de los hospitales y en los centros de atención primaria, donde han visto un gran incremento de pacientes que se derivan a psiquiatría.

La falta de personal y de inversión en estas áreas se pueden apreciar en las estadísticas del INE, ya que no tratar bien una de estas enfermedades, en la mayoría de los casos, acaba en suicidio.

Para poder hacer frente a este gran problema social, la Generalitat ha anunciado que a partir del mes de enero, 69 profesionales de la psicología y la psiquiatría formarán parte del sistema sanitario valenciano.

CatalàEspañol