Suiters inaugura en Alicante su primer ‘coliving’

El proyecto, impulsado por Grupo Marjal junto a socios como Grupo Tasmania y Valwealth, está ubicado en pleno centro de la capital de la provincia.

La compañía Suiters ha inaugurado hoy su primer coliving en la ciudad de Alicante, que estará operativo para los clientes a partir del próximo 1 de octubre. El proyecto, impulsado por Grupo Marjal junto a socios como Grupo Tasmania y Valwealth, está ubicado en pleno centro de la capital de la provincia y ofrece un formato residencial urbano alineado con las tendencias más actuales de alojamiento.

La inauguración ha contado con la asistencia del alcalde de la ciudad, Luis Barcala, y numerosos miembros de la corporación municipal como la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez; la concejala de Empleo, Mari Carmen de España; y la edil Trini Amorós.

El CEO de la compañía, Javier Fur, ha sido el encargado de guiar el recorrido por las instalaciones de este novedoso proyecto, que cuenta con 49 unidades de alojamiento y zonas comunes como lavandería, cocinas, salones, comedores y espacio de coworking, además de otros equipamientos como gimnasio o bar.

Tal como han explicado Fur, el objetivo de Suiters es transformar inmuebles existentes en localizaciones emblemáticas, recuperando arquitectura singular de espacios degradados, para contribuir a mejorar los barrios y las ciudades donde se ubican. El objetivo final de los proyectos es ofrecer no solo un lugar para vivir, sino también impactar de forma positiva en el entorno contribuyendo a la sostenibilidad económica y urbanística del territorio.

Fur ha comentado que Suiters nace “con vocación de cadena para toda España desde Alicante”, que junto a Barcelona y Madrid es la tercera ciudad del país que tiene este concepto de negocio, que nace de la inspiración de San Francisco, Londres y Berlín. El CEO de Suiters considera que este proyecto cumplirá los tres objetivos, el social que recupera espacios para personas que buscan un proyecto de comunidad; la recuperación de espacios de la ciudad e inmuebles en desuso; y su valor económico y de generación de actividad.

Por su parte, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha celebrado “que aquello que se nos presentó como una entelequia hoy sea una realidad” y que demuestra el potencial que “tiene Alicante de ser innovadora, pionera y con capacidad de afrontar el futuro, aprovechando las dificultades de estos tiempos para lograr nuevas oportunidades. Con proyectos como este se demuestra que el sector privado cree en Alicante, porque es un proyecto que ilusiona e ilusionante que nos empuja a todos seguir creyendo en el potencial de nuestra ciudad”.

La arquitecta, María Langarita, coautora del proyecto junto a Joaquín García Marín, ha explicado que el diseño de este edificio para Suiters es un “proyecto único y específico para Alicante”, que busca generar un proyecto de espacio desde el principio de “la abundancia compartida”, que consiste en disponer de espacios privados ajustados a las necesidades actuales sin renunciar a espacios amplios como “una cocina de lujo, un gran salón para grandes cenas como la de Navidad o para presentaciones de proyectos, donde se puede hacer deporte o disfrutar de grandes terrazas que en otros modelos de vivienda no se puede tener”.

Langarita considera que este edificio reúne todos los elementos “de vida desbordada” que se busca en la actualidad, de ahí la combinación de color, de luz, de vegetación y naturaleza para ofrecer la posibilidad de vivir plenamente”.

Además de Suiters Alicante, la empresa cuenta con dos proyectos en marcha. Uno en Valencia, ubicado en la Avenida del Puerto, que dispondrá de 40 alojamientos y otro en Málaga, localizado en la calle Lazcano, donde ofrecerá 62 espacios residenciales. Por tanto, Suiters ofrecerá más de 150 unidades de alojamiento que se caracterizan por la experiencia residencial de coliving.

Este modelo de alojamiento es un nuevo producto inmobiliario que ofrece un formato residencial urbano alineado con las tendencias actuales y dirigido a nómadas digitales, knowmads y otros usuarios que demandan periodos de estancia media y/o con desplazamientos geográficos por cuestiones profesionales, formativas o incluso lúdicas.

Los residenciales Suiters se caracterizarán por proponer una experiencia vital en el corazón de las ciudades, en la que los usuarios disfrutan de espacios individuales confortables, que se completan con zonas compartidas para el trabajo, el ocio o la socialización

Uno de los objetivos de Suiters es alcanzar las 500 unidades de alojamiento operativas antes de finalizar 2025, con una inversión que rondará los 60 millones de euros. Para ello, además del desarrollo de proyectos propios, se abre una nueva línea de negocio centrada en la gestión de activos, operando espacios de otros propietarios para incorporarlos bajo la marca, filosofía y valores de Suiters.

CatalàEspañol