Tesoros en llamas

El presidente local de NNGG de Castellón valora la falta de prevención en materia de incendios forestales por parte de la Generalitat

Llegado el verano, por desgracia, volvemos a hablar de incendios forestales. Es devastador, no sólo por las hectáreas verdes que desaparecen, sino por el peligro que supone para las poblaciones rurales que tanta vida dan a una población cada día mas ahogada por las ciudades y su trepidante rutina diaria.

Después de la pandemia que nos encerró a todos en casa, llegan momentos de querer buscar libertad y tranquilidad, y el destino estrella son los pulmones verdes de nuestro territorio. Crecen las visitas a los parques naturales y con ello, aumenta el riesgo de incendios.

Tras estos acontecimientos, la Generalitat Valenciana debería aumentar recursos para detener y extinguir posibles incendios, y priorizar lo más importante, que es trabajar para evitar que se produzcan dichos incendios. ¿Es suficiente estar preparados para apagar los incendios?, yo creo que no.

La Generalitat Valenciana tiene a su disposición unos fondos de prevención que se dedicaron en parte a construir cortafuegos. Pero un plan de prevención ha de componerse de más medidas, tales como depósitos de extinción, pistas de acceso y recorrido por terreno forestal, zonas de cambio de sentido para viales sin salida, fajas auxiliares, hidrantes, planes de sensibilización, vigilancia, etc…y a día de hoy la consellera Mollá tiene paralizadas prácticamente todas las acciones de prevención.

Es triste ver como en la Comunitat Valenciana sigue habiendo conatos e incendios cada año y, gran parte, es por culpa de la poca inversión de la Generalitat Valenciana en la limpieza de nuestros montes y adecuación de estos, ya que las políticas en materia de medio ambiente de PSOE y Compromis son inexistentes.

El turismo rural aumenta, las temperaturas aumentan, por tanto, la inversión en prevención debe aumentar.

A día de hoy se sigue sin contar con los propietarios privados forestales para coordinar y ejecutar actuaciones silvícolas. Son pieza clave para realizar una gestión forestal sostenible y evitar que nuestros montes se encuentren en esta mala situación.

Esperemos no tener que seguir lamentando más pérdidas año tras año. PSOE y Compromís se daban golpes en el pecho autodenominándose únicos defensores del medio ambiente y son los que lo están matando con su parálisis e ineficacia. ¡Reaccionen antes de que sea demasiado tarde!

Tenemos grandísimos tesoros verdes en nuestra Comunitat, y desde la Generalitat se deben poner todos los medios en limpiarlos, vigilarlos y prepararlos para que todos podamos disfrutarlos.

Cristian Ramírez
Cristian Ramírez es presidente local de NNGG Castelló de la Plana
CatalanSpanish