La escasez de flor para ‘Todos Santos’ incrementa los precios en un año atípico en que suben las ventas

Los floristas comentan que este año se piden también muchos ramos para ponerlos en casa junto la foto de algún ser querido que se llevó la COVID y del que no se pudieron despedir

La escasez de flor de este año para ‘Todos Santos’ está creando “cierta dificultad” entre los floristas que no siempre pueden tener el compromiso con los clientes “de servirles exactamente lo que ellos quieren”, como explica el presidente Asociación Nacional de floristas (ANF), Paco Medina Mateos.

Desde su floriestería de Godella, recuerda que la pandemia “hizo que muchas empresas se resintiesen y tuvieran que cerrar o hacer ERTES y por tanto no se pudo cultivar la flor”. Un producto que “requiere cultivarse con meses de antelación” para que esté listo para servirlo cuando se necesita.

Además, los problemas de transporte, tanto desde algunos puntos de Europa como desde el continente americano, también están dificultando mucho que se tenga toda la flor que se podía vender, pese a ser este un año “excepcionalmente bueno”. “De Holanda hacia abajo, quizás se van solucionando los problemas de transporte, pero la flor de Colombia, que es la que nos viene por el clima, la mayoría clavel, está teniendo muchos inconvenientes para llegar hasta aquí”, apunta el presidente de ANF.

Además, añade que en estos momentos, en que se vuelve a viajar “se da prioridad a otras cargas, y se han llegado incluso a desembarcar flores para cargar maletas. En tiempo de pandemia, en cambio los aviones de pasajeros llegaban vacíos y traían carga de flor, pero ahora ya no es así”.

Por tanto, esta escasez, repercute como era de esperar en los precios finales que paga el consumidor. “A diferencia de otras fechas como el día de la madre, que en cada país es diferente, en San Valentín o en ‘Todos los Santos’ siempre hay un incremento del precio y esta vez, con la escasez está siendo escandaloso”, reconocen.

Así, por ejemplo, en una docena de claveles “el precio está sobre euro la unidad por tanto la horquilla de precio aquí por Valencia está normalmente entre 12-15 euros la docena y ahora en estas fechas se situa entre los 14 y los 20 euros la docena

Homenaje en casa con ramo y foto de quien se fue

Pero aún así, y pese a que el hecho de que la festividad de Todos Santos caiga este año en lunes y por tanto se convierta en un puente ideal para muchos para marcharse, desde ANF nos aseguran que las ventas “están siendo atípicas porque son mucho más altas que otros años”.

“Este año, ha venido mucha gente que no trae el búcaro del cementerio para que se lo arreglemos y solo quiere un ramo de flores para ponerlo en casa junto a la foto de algún familiar que perdió con la pandemia y del que a lo mejor ni se pudo despedir”

Sin embargo, este aumento de las ventas, también viene acompañado de una dura y triste singularidad derivada de la pandemia. Paco explica que a su tienda viene habitualmente mucha gente, “la mayoría personas mayores, con el búcaro del nicho o la jardinera para que le arreglemos las flores y poder llevarlas al cementerio, pero este año ha venido mucha gente que solo quiere un ramo de flores porque va a ponerlas en su casa junto a la foto de algún ser querido que se llevó la pandemia y del que no se pudieron despedir”.

Así, esta vez, a la escasez de flor, se ha sumado también un nuevo perfil de cliente que sin acudir al cementerio quiere recordar a familiares se fueron este año por el COVID y hacerlo con una imagen. “La verdad es que, por desgracia, estamos más sensibles porque casi todos hemos perdido a gente conocida y esa es también otra manera de recordarlos en este día”.

Los clásicos: claveles, gladiolos y crisantemos

Por último, en cuanto al tipo de flores más demandas, las costumbres y los productos apenas cambian. El clásico indiscutible de estas fechas son los claveles, rojos sobre todo, con gladiolos blancos, los crisantemos y lo que la gente conoce como “papabel” .

Y en cuanto a lo que piden “o es la típica docena de claveles, o te ponen un precio tope, que les cuadre y con eso les arreglamos nosotros la jardinera o lo que nos traigan, aunque evidentemente, este año, con el mismo dinero, no están tan llenas”.

Finalmente, respecto a la tendencia del sector en estas fechas de “Todos los Santos”, aunque la gente mayor es la que más mantiene la tradición, las fechas religiosas cada vez van a menos aunque también este año en eso es atípico, pero lo que estamos viendo es que cada vez más, en general, aumentan las ventas para otras fechas como san Valentín o el día de la Madre y bajan en las fiestas religiosas.

CatalanSpanish