Toledo: ‘Cuanto antes aprueben el Plan General antes será judicializado’

Según el portavoz adjunto de los populares de Castellón hay asociaciones que se plantean paralizarlo mediante una actuación judicial

Ante las prisas del gobierno municipal de Amparo Marco por querer aprobar ‘cuanto antes’ el Plan General, el portavoz adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, avisa: “Cuanto antes se apruebe este documento, antes será judicializado porque hay asociaciones que han anunciado su intención de llevarlo ante el juez para paralizarlo, entre otros motivos por verse vulnerada la participación ciudadana”.

Toledo lamenta que el gobierno de PSOE, Compromís y Podemos siga adelante en su pretensión de aprobar el Plan General ‘a toda costa’, sin consenso, “sin reparar en el fondo de un documento urbanístico que debería contar con el máximo aval de la sociedad castellonense. Al gobierno municipal le interesa más la forma que el fondo. Poder decir que lo han aprobado antes de 2023 frente aspectos más importantes como la competitividad, el empleo y las oportunidades de futuro que pueda generar a la ciudad de Castellón durante los próximos 20 años”, añade.

Cabe recordar que la tres asociaciones que representan a los vecinos de la Marjaleria están de acuerdo en llevar el Plan General de Castellón a los tribunales y solicitar su paralización si no se acuerdan avances en la regularización de las 4.000 viviendas que se encuentran en la actualidad en una situación de alegalidad en la Marjalería. “Y todo porque los castellonenses que viven en esta zona y, como cualquier otro vecino de la ciudad, pagan responsablemente sus impuestos, se han cansado de las promesas verbales que no han supuesto ningún avance real, afirmando que este Plan General les deja más desamparados que nunca, según los representantes vecinales de Marjalería”, apunta Toledo.

“Desde el Partido Popular siempre hemos defendido que las prisas no son buenas, y más cuando se trata de la aprobación de un documento de esta envergadura. El Plan General que pretende imponer la alcaldesa Amparo Marco, sin consenso, no es el que necesita la ciudad de Castellón, porque “ni soluciona el problema de la Marjalería, ni ha tenido en cuenta la opinión de una mayoría de colectivos sociales y expertos en urbanismo a la hora de definir el modelo urbanístico que nos haga competitivos, que incentive la llegada de nuevas empresas y que favorezca la creación de empleo”, insiste Sergio Toledo.

Para el portavoz Popular adjunto “los castellonenses no merecen la aprobación a toda prisa de un Plan General únicamente para salir del paso, sin consensuar ni medir el alcance de las consecuencias, sino un proyecto sólido y perdurable en el tiempo. Y a esto es a lo que se va a renunciar al no haberse tenido en cuenta los cientos de alegaciones que ha recibido el documento del Plan General”.

Desde el Partido Popular consideran que hay errores estratégicos, en primer lugar la reducción drástica de suelo industrial que incluso hace que no tenga sitio para desarrollarse la estación Intermodal en el Puerto; la inseguridad jurídica en Crémor; la situación en que quedan los grupos periféricos; las infraestructuras que son vitales para la ciudad o el trato desigual en las viviendas de la Marjalería.

“Este modelo urbanístico va a dejar a la ciudad de Castellón en una situación de desventaja respecto a otros municipios vecinos que sí cuentan con suelo industrial en cantidad y calidad para atraer nuevas inversiones. Está en juego la llegada de nuevas empresas y la creación de empleo”, concluye Toledo.



CatalanSpanish