Vuelve la alerta amarilla por tormentas y el granizo a Castellón

Aemet ha establecido el nivel de alerta amarilla a partir de las 13h para el interior sur y de las 15h para el interior norte

Agosto 2021 parece que va a quedar marcado por la inestabilidad meteorológica, en especial por las diferentes alertas de granizo emitidas en semanas anteriores. Hoy lunes Aemet ha emitido una alerta de nivel amarillo en el interior de la provincia de Castellón por tormentas localmente fuertes. En ningún caso se descarta la probabilidad de granizo.

Además, en el interior norte no sólo se prevén lluvias fuertes y posibilidad de granizo, sino que la alerta también se extiende por la probabilidad de rachas de viento en la zona.

El día ha comenzado con nubes en la Comunitat. Las temperaturas no presentarán grandes cambios o irán en ligero descenso, más acentuado de los valores máximos.

Por su parte, 112 Comunitat Valenciana ha fijado el nivel de emergencia por riesgo de incendios forestales en medio-bajo en toda la Comunitat Valenciana.

Tanto granizo en agosto

El granizo se forma gracias a un proceso que en meteorología se conoce como acreción. Consiste en que alrededor de un cristal de hielo se van congelando gotitas de agua. Esto ocurre en las zonas altas de la atmósfera, donde las temperaturas son más frías, pudiendo alcanzarse temperaturas de -40ºC en el interior de las nubes. Estas nubes donde se forma granizo son las llamadas cumulonimbos (nubes de tormenta), con inestabilidad y corrientes verticales, clave para su formación.

El proceso de acreción desprende calor, por lo que llega un momento, en el que no se pueden adherir más gotas de agua, formándose así la partícula de granizo. Cuando la inestabilidad de la nube sea mayor y los vientos sean más fuertes, la partícula ascenderá de nuevo y se repetirá el proceso. Cuando la nube no es capaz de soportar el peso de estas partículas de granizo, este precipitará.

El motivo por el cual en muchas zonas del país graniza más en verano que en invierno, es porque las gotas de agua se empiezan a congelar a temperaturas por debajo de los 0ºC pero hasta los -40ºC es posible encontrar algunas en estado líquido. Por ello, si las temperaturas son excesivamente bajas no encontraremos gotas de agua líquida, que son imprescindibles para producir granizo.

ValenciàEspañol