sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La asamblea de trabajadores de Pilkington vota ‘no’ al preacuerdo

La huelga indefinida por el ERE y el cierre de la línea de laminados continuará hasta que hayan 'mejoras sustanciales' para la planta

La asamblea trabajadores de Pilkington ha votado ‘no’ al preacuerdo al que había llegado anoche el Comité y la dirección de la empresa en la mesa de negociación del ERE. Fuentes del sindicato explican que gran parte de la plantilla ha rechazado el preacuerdo porque “reivindican la necesidad de mejoras sustanciales en al apuesta que la multinacional debe hacer por la planta”. De las 210 personas que han asistido, 156 han votado en contra.

Según indica el preacuerdo alcanzado por ambas partes y al que ha tenido acceso Actualitat Valenciana, la empresa garantizaba la continuidad de la laminados y de la producción de los tres productos principalmente asignados “al menos hasta el 31 de diciembre de 2024”. Sin embargo, esta también estaba sujeta a que los productos garantizaran “una producción de por lo menos el 40% en un marco de tres meses de la capacidad de la instalación”.

Asimismo este pacto reducía los 116 despidos planteados inicialmente al ERE a un ajuste de la plantilla de un máximo de 50 personas “que se efectuarán antes del 31 de diciembre de 2022”, a través de “prejubilaciones con condiciones acordadas o salidas incentivadas no traumáticas”.

Para estas “bajas voluntarias” las condiciones de prejubilación se negociarían hasta el 17 de diciembre de 2021 y las mínimas de bajas incentivadas “serán de 20 días por año de servicio, con un máximo de 14 mensualidades; las bajas incentivadas estarán sujetas a aceptación por parte de la empresa.

En cuanto al acuerdo de competitividad, la empresa se comprometía a mantenerlo y de crear una comisión de seguimiento para estudiar inversiones futuras, fundamentalmente para la competividad de la línea de parabrisas, o cualquiera “que garantice el volumen de empleo resultante del presente acuerdo. Asimismo, se puntualizaba que “la Comisión contaría con un mínimo de 700.000 euros de inversión” y que “se prorrogaba la fecha máxima de inversión hasta el 31 de diciembre de 2023 y se trabajaría en favor de la búsqueda de ayudas públicas”.

Además planteaban el ERTE como herramienta a utilizar para balancear la carga de trabajo y disponibilidad como consecuencia de la crisis de semiconductores y la baja demanda.

Al no haber sido ratificado este pacto, la huelga indefinida con paros de 24 horas que estaban realizando la plantilla no se desconvocan y seguirán intentando alcanzar una acuerdo favorable para toda la planta. Además desde el Comité piden que se siga secundando al 100% como se ha hecho hasta ahora.

Últimas noticias

Contenido relacionado