El interior de Castellón busca trabajadores que no encuentra pese a las 5.200 personas de Labora ‘dispuestas a trabajar’

Responsables vinculados al empleo y a la despoblación buscarán soluciones con los municipios a este problema de oferta y demanda que no cuaja

Bares, restaurantes y negocios en municipios del interior de Castellón obligados a cerrar por falta de personal y por otro lado, “5.200 personas inscritas en Labora que han manifestado personalmente que quieren trabajar de camareros”, como ha explicado hoy el director general, Enric Nomdedeu. Una dualidad, difícil de entender desde fuera y a la que se buscará solución tratando de contactar con los alcaldes y responsables municipales para encontrar la fórmula que case oferta y demanda.

Al menos así se ha expuesto hoy al finalizar la reunión que han mantenido el secretario autonómico de Ocupación y director general de LABORA, Enric Nomdedéu; la directora general de Ocupación y Formación, Rocío Briones, la directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento, Jeannette Segarra  y la directora territorial de la Presidencia, Eva Redondo con diversos municipios de las comarcas del interior de Castellón (Els Ports, Alt y Baix Maestrat, l’Alt Millars, L’Alcalaten, el Alto Palancia) para abordar la problemática de la carencia de mano de obra en el sector servicios.

Según Nomdedéu, ha sido un encuentro muy positivo “porque nos ha permitido poner negro sobre blanco algunas realidades como el hecho de que en la provincia de Castellón en los diferentes espacios LABORA hay 5.200 personas inscritas que han manifestado personalmente que quieren trabajar de camareros, lo que les ha sorprendido a los alcaldes de los municipios, que son los que tienen la relación directa con los hoteles, bares y restaurantes de esos pueblos, porque, sin embargo, tienen dificultad para encontrar mano de obra”.

El secretario autonómico ha señalado que “sus ofertas de trabajo a LABORA no nos han llegado porque solo hemos recibido alrededor de 190 ofertas con un grado de cobertura muy razonable, similar al de otras profesiones”.

Por eso, los responsables del Consell se han comprometido a reunirse con los empresarios de estos municipios y facilitarles los instrumentos que puedan conectarlos con estas 5.200 personas que han manifestado su interés por trabajar en la hostelería.

Desde la dirección territorial de Presidencia en Castellón se organizarán estas  reuniones por comarcas, a las que se unirán también otros departamentos de la Generalitat relacionados con esta problemática como la Secretaria Autonómica de Turismo o la propia Dirección General de l’Agenda Valenciana Antidespoblament, así como los Agentes de Empleo y Desarrollo Local que están actuando en todo el territorio.

Trabajo sin estacionalidad y con alojamiento incluído

Por su parte la directora general de AVANT ha señalado “la importancia de esta reunión en la que nos hemos sentado junto a la Conselleria de Ocupación con los alcaldes y responsables de los diferentes Ayuntamientos que son los que mejor conocen a realidad de estos municipios, que es muy diferente, incluso entre ellos mismos” y ha destacado que “la estacionalidad en localidades como Morella y Montanejos no existe puesto que es un sector que se mantiene activo durante todo el año, incluso ofrecen alojamiento para los trabajadores, lo que pone de manifiesto las buenas condiciones de trabajo que se ofertan”.

A la reunión han asistido el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, la alcaldesa de Vilafranca, Silvia Colom, el alcalde de Vistabella del Maestrat, Jordi Alcon, el diputado de Desdarrollo Local de la diputación de Castelló y alcalde de Forcall, Santiago Pérez, la alcaldessa de Viver, Mª Nieves Simón, la teniente de alcalde de Montanejos, Mª José Ferrer, el teniente de alcalde de Catí, Adrià Puig y representantes de las localidades de Benassal y Culla.

CatalanSpanish