El Acord de Fadrell quiere apoyar la creación de una unidad de trasplante renal en Castellón

Los grupos del Gobierno apoyan la reivindicación de ALCER Castalia y piden a Sanidad que concrete la fecha para acreditación del Hospital General.

El Acord de Fadrell impulsa una declaración institucional de cara el próximo Pleno del Ayuntamiento de Castelló para instar a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública a concretar oficialmente la fecha en la que prevé la aprobación de la acreditación del Hospital General Universitario para que pueda tomar las medidas necesarias para la puesta en marcha de la unidad de trasplante renal.

La declaración institucional también reitera el apoyo a la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de la provincia de Castellón, ALCER Castalia, en su reivindicación de más infraestructuras para hacer frente a estas enfermedades.

La declaración institucional promovida por los grupos municipales de PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EUPV recalca que en el año 2020 se realizaron más de 230 trasplantes renales en la Comunidad Valenciana y que, desde el colectivo de personas con enfermedad renal crónica de la provincia de Castellón, representada por ALCER Castalia, se ha venido reclamando de forma insistente en los últimos años la puesta en marcha de una unidad de trasplante renal en el Hospital General Universitario. Una medida que, según apunta la asociación, evitaría a los enfermos de la provincia el desplazamiento a los hospitales de Valencia y reduciría la lista de espera de los de los castellonenses que esperan a ser trasplantados.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ya mostró la semana pasada, durante una reunión mantenida en el Ayuntamiento con motivo del Día Nacional del Donante de Órganos y Tejido, el respaldo a la reivindicación de ALCER Castalia para la creación de la unidad de trasplantes renales en la provincia, un respaldo que ahora se plasma en esta propuesta de declaración institucional. “Apoyamos a la asociación en su reivindicación para que la provincia también pueda disponer de una unidad de transplantes renales porque es una demanda legítima y que supondría un gran avance en la calidad de vida de los enfermos renales”, ha indicado.

El portavoz socialista, David Donate, ha apuntado que la creación de la unidad de trasplante renal para la provincia fue una reivindicación atendida con el respaldo de todos los grupos en les Corts Valencianes en 2018. “Con esta declaración solicitamos a la Conselleria de Sanidad que concrete fechas y plazos para definir cuándo se prevé la acreditación del Hospital General para la creación de esta necesaria unidad para la provincia”, ha manifestado Donate.

El portavoz del grupo Compromís por Castelló, Ignasi Garcia ha recordado que “cuando el Hospital General Universitario de Castelló hizo la petición para ser un centro de trasplantes de riñones, Compromís llevó a las Cortes una propuesta que fue aprobada por unanimidad y que dejaba claro que este servicio se tenía que dar en el hospital de referencia de nuestras comarcas”. El edil ha incidido en que “la decisión de la consellera de Sanidad de denegar este servicio en el Hospital General de Castelló, cuando está perfectamente capacitado, es un agravio que se tiene que corregir”. Garcia también ha destacado que “tenemos que reconocer la solidaridad de Castelló, una de las principales donantes de órganos”.

“España lidera la clasificación mundial en trasplante de órganos desde hace 30 años y muestra el comportamiento ejemplar y solidario de su población. Esta actitud se ha de acompañar por un incremento de los medios públicos, por ello consideramos esencial que la Conselleria de Sanidad concrete la acreditación del Hospital General Universitario de Castelló para que pueda poner en marcha una unidad de trasplante renal”, ha afirmado la portavoz adjunta de Podem-EUPV Castelló, María Jesús Garrido.

En la declaración institucional impulsada por el Acuerdo de Fadrell se destaca que España lidera los indicadores de donación de órganos a nivel mundial, con 49,6 donantes por millón de habitantes y año. En el caso de la Comunitat Valenciana, la ratio de donación es superior a la media española y todavía mayor en el caso de la provincia de Castellón, con una ratio de 64 donaciones por millón de habitantes.

Solo en el Hospital General, en 2020, y pese a la interrupción de la actividad de trasplantes entre febrero y julio, la cadencia se mantuvo en términos generales y en 2021 ha iniciado con un fuerte ritmo de crecimiento. “La consolidada conciencia ciudadana es clave para hacer posibles estos datos y, para mantenerla e incrementarla es primordial la promoción de la donación de órganos”, recoge la iniciativa.

CatalanSpanish