València tarda 93 años en saldar su deuda con Blasco Ibáñez

El sarcófago de 400 kilos ha salido del Museo de Bellas Artes para descansar en el Cementerio General 93 años después de la muerte del novelista

València por fin ha saldado su deuda con el novelista Vicente Blasco Ibáñez aunque haya tardado 93 años. Desde que el literato falleció en 1928 en la ciudad francesa de Menton, aun no había podido descansar en el Cementerio General. Ahora ya podrá hacerlo para siempre en el camposanto.

Pasaban unos minutos de las diez de la mañana cuando seis operarios citados en el Museo de Bellas Artes iniciaron ayer el traslado del sarcófago del novelista. La pieza, de unos 400 kilos de peso, se instalará en el Cementerio General, donde se prevé que sea su último y definitivo destino tras haber recorrido distintos lugares de la ciudad.

Así se pone fin al encargo del Ayuntamiento a Benlliure en 1933, año en que llegaron los restos a Valencia. En 1935 la obra estuvo terminada, pero el estallido de la Guerra Civil impidió la instalación en el cementerio.

Ayer los operarios mediante bridas levantaron la obra que cinceló el escultor Mariano Benlliure para el monumento funerario que el artista y el entonces arquitecto municipal, Javier Goerlich, concibieron como monumento funerario para acoger los restos mortales del universal novelista valenciano. El traslado habría costado alrededor de 150.000 euros.

El traslado coincide con el centenario del homenaje que en 1921 Valencia tributó a Blasco Ibáñez en su viaje de regreso a la ciudad revestido del éxito que con su hacer literario había cosechado a lo largo del mundo.

Exposición sobre Vicente Blasco Ibáñez

El Ayuntamiento prepara una exposición sobre la figura de Blasco Ibáñez comisariada por el director de la Casa Museo, Emilio Sales Dasí, y Tono Herrero. ‘Blasco Ibáñez, una pluma que conquistó un mundo’ es el título que se ha escogido coincidiendo con el del reportaje sobre el escritor que publicó una revista norteamericana en 1921.

Entre 1940 y 1998 la pieza estuvo custodiada por el Museo de Bellas Artes. Entonces se trasladó al Museo del Carmen donde permaneció hasta 2017. De nuevo desde el antiguo Convento del Carmen regresó al Bellas Artes, desde donde ayer inició el camino hacia el cementerio donde se instalarán carteles informativos para quienes quieran visitar el sarcófago, los detalles de su obra o la vida de Blasco Ibáñez.

El Alcalde de la ciudad, Joan Ribó, así lo ha celebrado en las redes sociales: “#València salda su deuda con Blasco Ibáñez 93 años después ⏩⚰ Ya hemos empezado el traslado del sarcófago de Vicente Blasco Ibáñez al Cementerio General, emplazamiento para el que se diseñó originalmente. Deja el patio de luces en el que se encontraba. Trabajamos desde Cultural València para poder emplazarlo de la manera más fiel posible al diseño original”, ha publicado.

CatalanSpanish