El traslado de la Cruz del Ribalta, inminente pero sin fecha ‘pública’

La aprobación de la cesión a la diócesis de Segorbe-Castellón que ha pasado hoy por Junta es el ultimo trámite que quedaba para el traslado del monumento, sin embargo la fecha de la histórica imagen se mantiene en secreto

Can la aprobación oficial de la cesión de la Cruz del Ribalta a la diócesis de Segorbe-Castellón, queda zanjado el ultimo trámite pendiente para el dilatado periplo que ha protagonizado este monumento.

Al menos, así es sobre el papel, ya que pese a todas las trabas surgidas en y las diferentes denuncias interpuestas por Abogados Cristianos, hoy el portavoz del equipo de gobierno aseguraba que los servicios jurídicos municipales “No ven ningún problema jurídico para seguir adelante”.

Así, fuentes municipales han confirmando que el traslado del monumento se producirá “próximamente” sin embargo y pese a la insistencia de los medios, no ha concretado la fecha. Algo que resulta curioso, sobre todo cuando ya hay empresa adjudicataria y está todo a punto, incluyendo el espacio donde la diócesis ha decidido que se ubicará el monumento, en una explanada pròxima a la parroquia de Santo Tomás.

Por otra parte, tampoco hay que olvidar que este monumento ha sido objeto de vandalismo, pintadas y concentraciones de carácter político. No en vano su retirada se debe “al cumplimiento de la ley de Memoria histórica” como tantas veces ha tenido que reiterar la concejala del área, Verònica Ruiz. De modo que no sería descabellado pensar que quizás uno de los motivos por los que no se está comunicando públicamente la fecha de este histórico traslado, podría ser el de evitar concentraciones ultras a su alrededor, aunque el ayuntamiento no se ha pronunciado en este sentido.

Posibles daños a la Cruz en el traslado

En cuanto a la posible complejidad que supone un traslado de estas características por la embergadura, características y estado del monumento, una circunstancia que sirvió también a quienes se oponían a su traslado como argumentario, el ayuntamiento recuerda que si en la retirada y traslado del monumento a la zona frente a la parroquia de Santo Tomás donde se ubicará, sufre algún percance, la empresa deberá repararlo.

Sea como sea, de momento lo único que se sabe es que el arquitecto de la diócesis está en contacto tanto con la empresa que ejecutará ese traslado “sin fecha pública” como con el personal técnico municipal correspondiente.

ValenciàEspañol