Tres semanas para alegar en contra de que las tascas de Castelló dejen de ser zona ZAS

Tras el periodo de alegaciones que finaliza el 8 de agosto, los servicios municipales las estudiarán y una vez se respondan el Pleno abordará la aprobación de la retirada de esta calificación de zona acústicamente saturada con las medidas atenuantes alternativas.

Aunque los las fases de los periodos burocráticos y más cuando están vinculados a decisiones políticas, difícilmente son predecibles con exactitud, el ayuntamiento de Castellón recuerda hoy que mantiene “abierto hasta el 8 de agosto el periodo para alegar al proyecto de retirada de la ZAS (Zona Acústicamente Saturada) de las tascas”. Tras esta fase, las alegaciones se considerarán y después será debatida en el Pleno la propuesta de retirada de esta calificación de la zona que desaparecería pero con medidas atenuadas.

La exposición al público del cese de la ZAS se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana el 8 de julio y desde entonces las personas interesadas tienen un mes para presentar sus propuestas.

Hay que recordar que el Gobierno local inició la eliminación de la ZAS tras constatar las últimas mediciones realizadas en la zona que el nivel de ruido se sitúa por debajo del máximo establecido por la legislación.

“La retirada contempla, no obstante, una serie de medidas correctoras para evitar molestias por contaminación acústica y conciliar la singularidad del consumo en la vía pública en el espacio de las tascas con el derecho al descanso de los vecinos”, según indican desde el consistorio.

Así, limita el consumo en el exterior de las tascas hasta las 22 horas, siguiendo a partir de esa hora en el interior de los locales hasta el horario de cierre establecido por la normativa autonómica. Los servicios municipales de limpieza realizarán sus labores de recogida a las 22.30 horas para evitar un afección por ruido, y continuará la suspensión en la concesión de nuevas licencias de actividades que impliquen la venta de alimentos y bebidas.

Por último, se realizará una campaña para sensibilizar a la ciudadanía sobre el impacto negativo que provoca la contaminación acústica al tiempo que se instalará un semáforo acústico al objeto de concienciar a la población.

Una vez finalice el periodo de exposición al público, los servicios municipales estudiarán las alegaciones presentadas, y una vez se respondan el Pleno abordará la aprobación de la retirada de la ZAS con la aplicación de unas medidas que se revisarán en un plazo máximo de dos años.

El expediente se podrá consultar en el edificio de Quatre Cantons, en la calle Enmedio 82, de lunes a viernes, de 09.00 a 14.00 horas, hasta el 8 de agosto.

CatalàEspañol