UGT convoca huelga en los hospitales privados del grupo Vithas

El sindicato denuncia la postura inamovible de la empresa en la negociación del convenio y la precaria situación laboral en la que se encuentra el personal.

UGT ha convocado, junto con el resto de sindicatos con representación en la empresa comercial catalana VITHAS (firma en la que se han integrado el grupo de hospitales privados NISA) una huelga los días 11,19 y 25 de mayo.

Las movilizaciones tendrán lugar en los diferentes hospitales que forman parte de este grupo (Hospital 9 d’Octubre, Virgen del Consuelo, Vithas de Castelló y Aguas Vivas) como medida de protesta ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la empresa sobre el convenio de aplicación para toda la plantilla del grupo de hospitales Vithas-Nisa.

Después de un año y medio de largas y duras negociaciones ha sido imposible llegar a un acercamiento debido a la posición intransigente de la empresa respecto de una subida salarial acorde al nivel de vida. Las trabajadoras y los trabajadores sufren desde hace años una degradación en sus condiciones laborales sin subida salarial, sin un reconocimiento a toda la labor del personal sanitario y restos de categorías a pesar de haber sido ejemplo de sacrificio, profesionalidad y entrega en estos casi dos años y medio.

UGT denuncia la postura inamovible de la empresa en la mesa de negociación que sólo ofrece un 1,2% de subida salarial. La empresa se niega a asumir los recortes en otros derechos consolidados en el tiempo, así como la minoración de manera continua de personal sanitario asistencial y el personal de servicios que ocasiona una sobrecarga de trabajo. El personal tiene incluso que doblar turnos bajo una política basada en el miedo.

El 11 de mayo de 2022, tuvo lugar el primer día de huelga con un apoyo masivo por parte del personal a pesar del incumplimiento de los mínimos esenciales establecidos.

El Comité de Empresa de Hospital Virgen del Consuelo, donde la UGT forma parte del mismo, ha denunciado ante la Inspección de Trabajo unos mínimos abusivos que no cumplen con lo establecido en la resolución de la autoridad laboral el día de huelga 11 de mayo.

UGT exige a la empresa que cumpla con lo establecido y advierte de que continuará con las movilizaciones indefinidamente hasta conseguir una negociación de buena fe. Exigimos una tabla reivindicativa sobre la jornada laboral, retribuciones dignas, equiparación salarial entre Castelló y València. Además, decimos no a la externalización de algunas categorías de trabajadores, para conseguir que las trabajadoras/es tengan un convenio justo.

ValenciàEspañol