Una decena de municipios valencianos acogerá en agosto montajes florales impulsados por la Diputació

Utiel, Catarroja, San Antonio de Benagéber, Cortes de Pallás, Gandia, Benifairó de les Valls, Godella, Bocairent, Quatretonda y València son las poblaciones que exhibirán los montajes los días 20, 21 y 22

La Diputació de València colaborará por segundo año consecutivo en la organización de la campaña ‘Torna la Primavera’, con la que el sector florista pretende dinamizar la actividad interrumpida por la pandemia y la suspensión de festejos populares. Entre el 20 y el 22 de agosto, una decena de municipios valencianos se convertirá en escenario de los montajes florales impulsados por la corporación provincial para contribuir a la reactivación de este colectivo tradicional.

En esta ocasión, Catarroja y Godella en L’Horta; Quatretonda y Bocairent en La Vall d’Albaida; Gandia en La Safor; Benifairó de les Valls en el Camp de Morvedre; Cortes de Pallás en el Valle de Ayora-Cofrentes; San Antonio de Benagéber en el Camp de Túria; Utiel en la comarca Requena-Utiel; y València acogerán las piezas ornamentales creadas por los floristas con el objetivo de dar visibilidad al trabajo que desarrolla uno de los sectores afectados por la crisis económica a consecuencia de la Covid.

Los 60.000 euros aportados por la Diputació se invertirán en la adquisición de las flores y plantas procedentes de productores y cultivadores valencianos, los materiales necesarios para la elaboración y el trabajo de herreros y carpinteros para el montaje de cada instalación.

Además, también cubrirá los gastos básicos de los floristas que participan en el proyecto y que contarán con el asesoramiento y seguimiento de la Asociación Nacional de Floristas, organizadora del evento

Los espacios escogidos en siete comarcas valencianas y la capital de la provincia serán de especial relevancia por su belleza, valor arquitectónico o interés cultural e histórico. Los diez municipios que participan este año en la iniciativa ‘Rincones florales para todos’, impulsada por la Asociación Nacional de Floristas en colaboración con los vendedores de Mercaflor, otros actores del sector y la propia Diputación, mantendrán la esencia de un proyecto que además de contribuir a la dinamización económica simbolizó en origen la recuperación de la primavera robada por el confinamiento.

El presidente de la Diputació, Toni Gaspar, ha dado continuidad al convenio con los floristas al igual que lo ha hecho con otros sectores tradicionales golpeados por la pandemia, caso de los pirotécnicos, los artistas falleros, el Gremio Artesano de Sastres y Modistas, la Asociación de Comercios de Indumentaria Valenciana (ASCIVA) y el Gremio de Maestros Abaniqueros, que participa por primera vez en esta línea de ayudas. En total, más de un millón de euros en 2021 para contribuir a la reactivación de estos sectores.

CatalanSpanish