Avisan de las dificultades en admisión de Urgencias del hospital de la Ribera

El sindicato CSIF alerta del peligro en la rampa de acceso, los problemas de acústica y malas condiciones para trabajadores.

El sindicato CSIF alerta de las dificultades en la atención a usuarios en admisión de Urgencias del hospital de la Ribera, un espacio por el que pueden pasar hasta 400 pacientes a diario. La central sindical explica que la pésima acústica en la zona del mostrador impide escuchar al usuario si no eleva mucho la voz, o que la rampa de acceso desde el exterior tiene una elevada pendiente, lo que aumenta el riesgo de caída. Además, alerta de la precariedad en los lugares de descanso del personal.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que la zona de admisión cuenta con un nuevo espacio acristalado, sin climatización propia y sin protección para evitar que deslumbre la iluminación exterior.

A estas circunstancias se suma la pésima acústica en el mostrador, lo que impide “escuchar al paciente si no grita”. Además, “el lugar de trabajo donde se hallan los ordenadores, impresoras, teléfonos, resulta excesivamente reducido”. A todo ello se une “la colocación, en la zona de descanso de este personal, de taquillas de trabajadores ajenos a admisión, con el hacinamiento que supone”.

El sindicato alerta del grave problema que ha suscitado el diseño de “la rampa de acceso de pacientes desde el exterior, ya que es corta y con demasiada pendiente. Este hecho obliga a aplicar una fuerza elevada para subir la silla o la camilla, con el peligro que supone para trabajador y paciente”. En este sentido la central sindical recuerda que “ya se han producido varias caídas”.

El sindicato recalca que “la reforma acometida en el servicio de Urgencias a principios de año no ha servido para subsanar las deficiencias que existían, sino que más bien las ha empeorado”. En esta línea pone como ejemplo “la nueva y reducida sala de descanso de celadores, sin aperturas al exterior”.

Esto ocasionó que se produjeran elevadas temperaturas en su interior en verano y provocará, previsiblemente, que en invierno pasen frío estos trabajadores. A todo ello se añade el incremento del riesgo de contagio de covid por la carencia de una mínima ventilación.

CSIF denuncia “el empeoramiento de las condiciones laborales de profesionales celadores y personal de admisión en el servicio de Urgencias” y exige a Gerencia del departamento de salud de la Ribera que aborde con rapidez esta cuestión para aportar soluciones.

CatalanSpanish