València licita la limpieza y mantenimiento de 500 elementos culturales y de los 5 puentes históricos

El nuevo contrato incluye en su pliego un servicio de inspección para identificar cualquier tipo de incidencia y actuar de manera más rápida.

La Junta de Gobierno Local aprobará hoy el procedimiento para contratar los servicios de limpieza y mantenimiento del patrimonio cultural de la ciudad. Concretamente, de 493 elementos urbanos singulares, que incluyen 337 esculturas, 33 fuentes ornamentales, 109 placas conmemorativas y 14 cruces de término.

El acuerdo también incluye las fachadas de 25 edificios y monumentos municipales y los cinco puentes históricos y sus alféizares, tal como ha anunciado hoy la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Gloria Tello, quien ha indicado que el Ayuntamiento invertirá en este contrato un importe de 300.000 euros anuales.

La concejala Glòria Tello ha explicado que “desde el gobierno de Joan Ribó se han realizado enormes esfuerzos para mejorar las condiciones del patrimonio histórico valenciano durante los últimos años”.

“Dentro del plan de recuperación de monumentos, se han llevado a cabo, desde el 2016, más de 600 intervenciones de restauración de bienes culturales, arqueología, documentos de archivo y elementos de ornamento público. El incremento de los actos vandálicos en esculturas, elementos singulares y alféizares históricos ha sido compensado mediante una persistente actuación de conservación y limpieza de grafitis. Ahora, para agilizar estas actuaciones, desde la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, hemos impulsado la convocatoria de un contrato único de limpieza y mantenimiento de patrimonio cultural dotado con unos recursos como nunca se había hecho en València”, ha añadido.

El nuevo contrato incluye en su pliego un servicio de inspección para identificar cualquier tipo de incidencia en elementos históricos y, así, poder actuar de manera más rápida en cuanto a su mantenimiento o limpieza. Así, en la zona del cauce del río Túria, se ha estipulado la realización de inspecciones una vez en la semana; en Ciutat Vella, será de una vez al mes y en Saïdia será de seis veces al año. En el resto de la ciudad se hará una inspección en profundidad cada seis meses. “Se trata de una novedad, puesto que hasta ahora no existe nada parecido a este servicio de inspección en la ciudad”, ha señalado la concejala.

Otra novedad de este contrato es que se incluye la limpieza de todos los elementos singulares municipales (no solo los adscritos a Patrimonio Histórico y Artístico). Así, la Oficina de Monumentos ha pedido información sobre todas las esculturas y elementos ornamentales de la ciudad (aunque no estén al inventario de patrimonio artístico), los ha identificado en planos y ha elaborado una lista, y se han incluido todos en el nuevo contrato para su mantenimiento y limpieza.

La duración prevista del contrato es de dos años, a la cual se añadiría una prórroga de dos años más si se considera oportuno. En cuanto a los criterios de selección en la licitación, Gloria Tello ha manifestado que “tratándose de un servicio que afecta a bienes del patrimonio histórico y artístico, se ha considerado conveniente valorar que el responsable máximo de la empresa tenga la mayor experiencia posible en actuaciones similares de la cual es objeto el contrato.

Consideramos que el hecho que el responsable de la empresa haya intervenido en muchas actuaciones similares a las que son objeto de este contrato garantiza su profesionalidad y permite presuponer que la empresa realizará las intervenciones con la calidad y el nivel de exigencia que se merece patrimonio histórico”.

De esta manera, el Ayuntamiento exigirá a la solvencia técnica, la acreditación de haber llevado a cabo un mínimo de servicios relacionados con la limpieza y conservación en monumentos o inmuebles protegidos y elementos singulares, y la disposición de un equipo de profesionales con experiencia en estos servicios, incluyendo un titulado superior especializado a Restauración y Conservación del Patrimonio.

CatalàEspañol