València invertirá 10,8 millones en renovar la red de alcantarillado de sus barrios

Los proyectos suponen una mejora 'importante' en la infraestructura, siendo uno de los más dotados el que incluye mejoras en Orriols, Vara de Quart y La Petxina

La aprobación de los proyectos de renovación del alcantarillado de Ciutat Vella, Extramurs, Patraix, Pla del Real, Camins al Grau, Poblats Matrítims, Vara de Quart, La Petxina, Orriols y Forn d’Alcedo por valor de 10,8 millones de euros da “luz verde” a la inclusión de estas obras en la planificación inversora de los próximos años.

Después de estas actuaciones, le seguirán otras con el mismo objetivo en Torrefiel, La Fuensanta y El Palmar “porque la Concejalía del Ciclo Integral del agua del Ayuntamiento de València mantiene el ritmo inversor en la red de saneamiento en los diferentes barrios de la ciudad”, tal como ha informado hoy la concejala del área, Elisa Valía.

“Estos proyectos son de suma importancia, puesto que las actuaciones alcanzan los diferentes distritos y barrios de València, los vecinos y las vecinas de los cuales contarán con un servicio renovado con un mejor rendimiento hidráulico y medioambiental”, ha explicado Elisa Valía.

Las futuras intervenciones contemplan la mejora de colectores, la resolución de falta de pendientes, así como la rehabilitación y renovación de material obsoleto, entre otras obras, que persiguen el objetivo de “mejorar la red de saneamiento”.

Destaca el proyecto en Forn d’Alcedo, donde la actuación consiste en dotar de este servicio a varias calles de este pueblo de València que, de momento, carecen de él. En cuanto a los importes de cada lote, la concejala ha indicado que “son elevados”, y uno de los más dotados es el que incluye las mejoras en Orriols, Vara de Quart y La Petxina, que supera los 2,3 millones de euros.

Contrato de 15 años

Todas estas mejoras forman parte del contrato de saneamiento que prepara la Concejalía del Ciclo Integral del agua, que contempla una duración de 15 años, con un mantenimiento anual de 15 millones de euros por año, al cual se le tienen que sumar las inversiones en los barrios.

Elisa Valía ha recordado que “el servicio de alcantarillado tiene que mantenerse en óptimas condiciones y renovarse de forma planificada, para optimizar la red y los recursos que a ella se destinan”. “El buen funcionamiento de una ciudad depende en gran medida del servicio de alcantarillado”, ha explicado Valía, quien ha recordado que “en un contexto de emergencia climática es vital para las ciudades tener las instalaciones a punto siempre para poder gestionar de manera eficaz y eficiente los episodios de lluvias torrenciales, cada vez más frecuentes”.

ValenciàEspañol