València ampliará la cobertura de las ayudas del alquiler para que todo solicitante con derecho la reciba

El portavoz de Compromís, Pere Fuset, la regidora Glòria Tello y el candidato Ferran Puchades participan en un acto con vecinos y vecinas de Arrancapins donde han intercambiado opiniones y han apuntado todas las sugerencias para mejorar el barrio.

El portavoz de Compromís por València, Pere Fuset, ha anunciado hoy, en el encuentro que la coalición valencianista ha tenido con los vecinos y vecinas del barrio de Arrancapins, que la concejalía de Vivienda propondrá una modificación de las bases de la convocatoria de las ayudas al alquiler «para que ningún solicitante con derecho se quede sin ella».

Esto supondrá, que el área que dirige Isabel Lozano propondrá a la Junta de Gobierno Local que se amplíe la convocatoria de 2023 de los 2,4 millones de euros actuales a los 3 millones de euros en la primera modificación de crédito que se realice, pero en las bases se especificará que el crédito será ampliable hasta un máximo de 4 millones de euros «para tratar de cubrir toda la demanda que cumpla los requisitos».

«No queremos dejar nadie atrás, es una de las líneas fundamentales de nuestra concejalía y de la acción del gobierno de Joan Ribó. Los 2,4 millones de euros que hemos invertido en ayudas al alquiler es la partida más alta de la historia de València y ha ido incrementándose desde 2016, año en que el importe fue de 1,6 millones de euros. Pero es evidente que hacen falta más recursos dadas las necesidades de la población, por eso reaccionamos ahora con esta ampliación del presupuesto que esperemos que atienda a todas las personas solicitantes», ha manifestado la concejala Isabel Lozano.

Lozano también ha anunciado que su departamento «está trabajando poder repescar en las 498 solicitantes que se quedaron fuera de la convocatoria de 2022 mediante las ayudas de alquiler subvencionadas por la Conselleria de Vivienda que gestionamos desde el Ayuntamiento».

«Es otra de las vías en las cuales estamos trabajando para dar una solución en todas las personas que necesitan estas ayudas en este momento de emergencia de la vivienda que estamos viviendo. Este gobierno está comprometido con las personas y reacciona ante aquellos fenómenos que dificultan su vida, como por ejemplo el encarecimiento del precio de la vivienda y el alquiler y el aumento de las peticiones que ha generado».

Por su parte, el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de València, Pere Fuset, ha explicado en Arrancapins que la vivienda «se ha convertido en un problema grave para la economía de las familias y los problemas excepcionales necesitan soluciones excepcionales», quienes ha enmarcado este importante anuncio de completar las ayudas de alquiler a todas las personas solicitantes con las distintas iniciativas en las cuales también trabaja la coalición valencianista.

En este sentido, Fuset ha recordado la necesidad de exigir que la nueva ley del Derecho a la Vivienda que sea ambiciosa y aporto herramientas eficientes para proteger a las personas ante los especuladores.

«Desde Compromís apostamos por poner topas a los precios del alquiler para evitar que un derecho básico sea tratado como un negocio de barra libre. Si los últimos años hemos visto precios máximos para las mascarillas o para el gas… por qué no se tiene que poder topar el precio de un bien básico como es la vivienda?», ha defendido Fuset.

En otro orden de cosas, la concejala Glòria Tello ha explicado que Arrancapins es un ejemplo de la València, ciudad de barrios y plazas, empezando por la plaza Pintor Segrelles (donde se ha realizado el acto), una de las primeras de la ciudad que ha permitido crear una zona de estancia para los vecinos y vecinas del barrio.

“Además, no será la única, porque ya está proyectada también la peatonalización de la calle del Doctor Vila Barberá, un nuevo espacio donde el humo y el ruido de los vehículos motorizados dejarán paso a una zona para caminar y estar”, ha indicado Glòria Tello.

También ha recordado que València afronta, de la mano de Joan Ribó, el proyecto urbanístico más importante de las últimas décadas, que impactará directamente sobre el barrio de Arrancapins, y también en los distritos de Quatre Carreres y Jesús; el soterramiento de las vías.

“No hablamos de futuro, sino de presente, porque el soterramiento de la actual playa de vías en la avenida Federico García Lorca empezará entre febrero y marzo. La inversión es de 443 millones de euros. Sin duda, la noticia más trascendente de los próximos años”, ha dicho Tello.

Finalmente, la regidora ha puesto en valor la recuperación del Monasterio de San Vicente de la Roqueta. “Una de las actuaciones más importantes que está llevando a cabo el gobierno de Joan Ribó en el barrio de Arrancapins es la recuperación del Monasterio de San Vicente de la Roqueta.

Después de la rehabilitación estructural del edificio, ahora se adecuará para los usos que finalmente se le han asignado, que son básicamente albergar las Concejalías de Cultura, Acción Cultural y Cultura Festiva. También se reserva un espacio para el colectivo vicentino y otro para uso vecinal. Así mismo, se prepara la urbanización de la calle para darle al edificio la entidad que merece”, ha concluido Glòria Tello.

Por su parte, Ferran Puchades, ha apuntado que “València es una ciudad de barrios y pueblos, que desde 2015 trabaja para mantener su idiosincrasia y para que todo el vecindario tenga acceso a los mismos servicios.

En estos ocho años de gobierno progresista hemos conseguido una cosa muy importante, cambiar la reputación de nuestra ciudad. Hemos pasado de ser conocidos por cosas que nos avergonzaban a recibir premios por la gestión en servicios sociales, a ser Capital Verde Europea en 2024, por haber transformado la ciudad con la movilidad sostenible y por ser un ejemplo de gestión responsable”.

Como ejemplos, Ferran Puchades ha dicho que “este año hemos tenido el presupuesto más alto de la historia del Ayuntamiento, por encima de los mil millones de euros. Además, desde 2015 hemos reducido la deuda un 70% y tenemos los mejores datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de los últimos 14 años”.

Respecto a servicios sociales ha recordado que durante los dos años de pandemia “invertimos 18 millones en ayudas que llegaron a 35.000 personas. En el 2022 hemos dado en total 6,4 millones de euros en ayudas al alquiler y hemos mejorado el contrato de atención domiciliaria, al que destinaremos 60 millones en 4 años, para que ninguna persona de València esté desatendida”.

Finalmente, respecto a movilidad, Puchades ha querido poner en valor que en València ahora hay 187,4 kilómetros de carril bici. Y ha incidido en que “hemos impulsado el servicio de bus nocturno, por primera vez todas las líneas funcionan casi 24 horas así como recuperado espacio para las personas, la plaza del Ayuntamiento, la de la Reina y esta misma, Pintor Segrelles, son algunos ejemplos”.

Finalmente Pere Fuset ha hablado de la València del futuro. “Una ciudad que se autoabastecerá de energía limpia llenando 535 azoteas de edificios municipales de placas solares. La iniciativa ahorra dinero a todos los contribuyentes y también podrán coger energía las familias que sufren pobreza energética”, ha explicado.

Además, ha recordado que seremos Capital Verde Europea, sede de los Gay Games, que la EMT contará con una flota prácticamente híbrida o eléctrica al 100% y que “afrontaremos la problemática de vivienda: desde Compromís defendemos una moratoria en los apartamentos turísticos y construir vivienda pública en varios solares municipales de la ciudad”.

Para acabar, Pere Fuset ha celebrado que “los valencianos y valencianas puntuamos con muy buena nota el grado de satisfacción de vivir en nuestra ciudad, con un 8,1; por delante de ciudades como Madrid o Barcelona”.

Así mismo, se ha referido al hecho de que “hemos sido escogidos por dos años consecutivos como ciudad más saludable del mundo para vivir y que somos reconocidos internacionalmente por el diseño, por la alimentación sostenible; dejando atrás la ya pasada corrupción de los gobiernos de derechas del Partido Popular”.

Así, según Pere Fuset “los valencianos hemos encontrado un modelo propio y único de ciudad, que no copia ni imita el de ningún otro lugar, y esto nos hace genuinos y singulares, un hecho que gusta a propios y extranjeros. Somos una ciudad abierta, diversa, plural”, ha finalizado Pere Fuset.

CatalàEspañol