València aprueba la modificación del convenio del Parque Central que permitirá las obras en 2023

Joan Ribó ha asegurado que es “la obra de infraestructura y de transformación urbanística más importante que se ha hecho en València en las últimas décadas”.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes la modificación del convenio del Parque Central firmado en el año 2003 entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y la Generalitat, correspondiente a la fase tres del proyecto Canal de Acceso.

Tal como ha explicado el alcalde, Joan Ribó, esta modificación permitirá acelerar las obras del canal de acceso, para que puedan ser aprobadas por Adif, con el objetivo de que estén licitadas a finales de este año y las obras puedan comenzar el año próximo, 2023.

El coste total de la ejecución de la fase tres del Canal de Acceso asciende a 550 millones de euros, que será financiado en un 50% por Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), en un 25% por la Generalitat, y el 25% restante por el Ayuntamiento. La parte total a financiar entre las tres administraciones supone un montante de 531,68 millones, dado que hay otros 18 millones que corresponden a Adif al tratarse de obras exclusivamente ferroviarias. El Ayuntamiento aportará 133 millones.

“Son 133 millones los que aportara el Ayuntamiento para esta obra, que es fundamental para las infraestructuras del Corredor Mediterráneo y para las estructuras ferroviarias de València”, ha subrayado el alcalde, quien ha destacado que el Ayuntamiento “somos la primera administración en cumplir los para acelerar al máximo la licitación del proyecto y que pueda estar finales de año”. Además, Ribó ha subrayado que la ejecución de este proyecto “también nos permitirá impulsar el Bulevar García Lorca y coser una herida en los barrios del Sur”.

El alcalde ha recordado que se trata de una obra “muy esperada desde el año 2003”, y ha señalado su satisfacción porque el impulso que se da a la licitación del proyecto nos permitirá tener pronto “en lugar de una playa de vías, un gran corredor verde en la ciudad”. En este contexto, Ribó ha reiterado otra reivindicación histórica de la ciudad: el impulso también al proyecto del Túnel pasante, “que –ha señalado- esperamos que se desbloquee muy pronto”.

La actuación, denominada “Canal de Acceso. Fase 3. Integración del ferrocarril en la ciudad de Valencia”, incluye la ejecución del proyecto de construcción del Canal de Acceso en sí, además de la ampliación de la estación de Joaquín Sorolla y su aparcamiento, las instalaciones de protección civil y seguridad en los túneles de acceso a Valencia, y la implantación del cambiador de ancho (todas estas actuaciones, en fase de redacción actualmente), además del proyecto de Estacionamiento de apoyo a la estación València Joaquín Sorolla en el entorno de Fuente de San Luis, y el proyecto de adecuación de los túneles de ancho convencional (en estos dos casos, pendiente de licitar la redacción de los proyectos).

El alcalde, Joan Ribó, ha explicado que la demora en la ejecución se explica por la voluntad de acceder a financiación europea para el proyecto. Se prevé que el proyecto pueda beneficiarse de 163,85 millones de financiación con fondos europeos que se han de descontar antes de que concluya en año 2026. “Este montante se descontará de las aportaciones de cada administración; en el caso del Ayuntamiento, nos descontaremos 41 millones”, ha señalado Ribó.

El primer edil ha manifestado su satisfacción por este impulso “a una actuación fundamental para la ciudad de València”, y ha subrayado que, dado que la obra tiene un plazo de ejecución previsto de cinco años, y dado que se prevé arrancar las actuaciones el próximo 2023, “las obras estarán acabadas en 2027”.

“La obra más importante de las últimas décadas”

Ribó ha destacado la importancia de esta infraestructura, tanto desde el punto de vista económico, logístico y de impulso al desarrollo de la ciudad, como por su carácter sostenible, al apostar por el desarrollo del ferrocarril como elemento fundamental de movilidad y transporte. “Desde el Plan Sur –ha asegurado- esta es la obra de infraestructura más importante que se ha hecho en València, y es la gran transformación urbanística de las últimas décadas”.

El convenio para la remodelación de la red arterial ferroviaria de la ciudad de València se subscribió en 2003 entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento, la Generalitat, RENFE y GIF, que regulaba la participación competencial, económica y de gestión de las actuaciones de remodelación de la red. Ese mismo año se constituyó la mercantil València Parque Central Alta Velocidad 2003 SA para coordinar el desarrollo de integración ferroviaria y a la transformación urbanística derivada de las obras.

En abril de 2019, el Ayuntamiento de València, el Ministerio de Fomento (actualmente Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), la Generalitat, Adif, Adif Alta Velocidad y RENFE Operadora suscribieron un acuerdo de cooperación en el que manifestaron su interés en colaborar en la búsqueda de soluciones para el impulso de la integración del ferrocarril en la ciudad, “promoviendo las actuaciones necesarias para la consecución de los objetivos del acuerdo, manifestando su intención de satisfacer los intereses comunes incluidos en la Alternativa E o mixta, que incluía en una primera etapa la ejecución del Canal de Acceso Fase 3 hasta el viaducto de Giorgeta y en la segunda etapa, la ejecución del tramo restante de Canal de acceso Fase 3 que conectará con la estación (actuación que se financiará según los mismos porcentajes establecidos para el Canal de Acceso Fase 3 en el Acuerdo de Cooperación), la propia Estación central y el Túnel pasante (estas dos actuaciones se asumen íntegramente por Adif y Adif Alta velocidad), estableciendo los mecanismos necesarios para llevar a cabo la Alternativa E o mixta, y sin perjuicio del desarrollo de los convenios específicos que resulten necesarios”, tal como señala el acuerdo modificado.

ValenciàEspañol