València aprueba el proyecto para convertir una plaza dura de Marxalenes en jardín

Sergi Campillo destaca que se trata de una “histórica aspiración vecinal” y que saldrá a licitación por casi 185.000 euros

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto definitivo para convertir una plaza pavimentada del barrio de Marxalenes, “foco de ruido y molestias para el descanso”, en un nuevo espacio ajardinado.

Así lo ha explicado el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, quien ha recordado que la futura zona verde en el entorno de la calle Josep Melià, Pigmalion” es una reivindicación ciudadana histórica del vecindario y demuestra que también la ciudadanía asume que necesitamos una transición hacia espacios más amables, más verdes y preparados para el cambio climático”.

Como ha explicado el responsable de la infraestructura verde de la ciudad, este espacio que ocupaban unas antiguas canchas deportivas ha generado malestar en los últimos años a causa de la contaminación acústica y las grandes concentraciones de personas.

Por lo tanto, de esta manera, “el gobierno municipal da respuesta a una reivindicación histórica del vecindario”. “De hecho, el alcalde, Joan Ribó, y yo mismo visitamos el barrio hace unos meses y nos comprometimos a esta reforma. Ahora aprobamos el proyecto para acondicionar esta zona y garantizar el descanso del vecindario de este barrio de acción prioritaria para esta corporación de cara a 2023”, ha argumentado el regidor de Ecología Urbana.

El proyecto saldrá próximamente a licitación por un importe total de 184.307,20 €, IVA incluido.

Conexión con otros espacios

El proyecto se enmarca dentro de la estrategia de la Concejalía de Ecología Urbana, que apuesta por la renaturalización de la ciudad y cuenta con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Marxalenes, con quienes se ha trabajado la propuesta.

En este caso se trata de la conversión de una plaza dura sin apenas vegetación en un jardín de contemplación y paseo con vegetación mediterránea.

Con el nuevo diseño se recupera la parcelación original del lugar y se ponen de relieve antiguos testimonios de la huerta de València; por ejemplo, reminiscencias de la antigua acequia que pasaba por el emplazamiento y la marca de una antigua alquería.

Además, el proyecto de esta nueva zona en el barrio de Marxalenes pretende servir de conexión verde entre la plaza Joaquín Dualde y las alquerías de Olba, y ofrecer al vecindario un espacio verde, tranquilo y seguro.

La zona está concebida para aportar la máxima cantidad de vegetación, como también para favorecer la circulación de recursos hídricos, en beneficio de las condiciones térmicas y la biodiversidad.

El 70 % de la superficie del jardín será permeable (56 % de suelo vegetal y 14 % de pavimento drenante) y, además, se conserva el arbolado existente y se incorporan 22 árboles nuevos.

CatalàEspañol