València refuerza su apuesta por el transporte público y congela las tarifas de la EMT para 2023

El presupuesto incluye inversiones de más de 21 millones de euros para seguir transformando el transporte público urbano.

El Ayuntamiento de València reforzará su apuesta por el transporte público urbano con una aportación a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València que superará el próximo año los 76 millones de euros, destinados a subvencionar su operativo y los bonos sociales.

El presupuesto de la entidad para el 2023 incluirá la congelación de las tarifas de todos los títulos de la EMT, por sexto año consecutivo, e inversiones de más de 21 millones de euros para seguir modernizando el servicio municipal.

El presupuesto total de la EMT será de 136 millones de euros. El objetivo de la entidad es hacer frente a los nuevos retos de la movilidad urbana, como seguir potenciando la red nocturna, mejorar las frecuencias y crear nuevas conexiones entre barrios y pueblos, entre otros. La mayor parte de la partida presupuestaria irá dirigida al personal de conducción para poder implementar estas mejoras del servicio, según ha anunciado el presidente de la entidad, Giuseppe Grezzi.

El plan de inversiones de la empresa municipal para el 2023 tiene como objetivo consolidar los proyectos financiados con los fondos de la Unión Europea-Next GenerationEU, que incluyen la compra de nuevos autobuses eléctricos y la electrificación de las cocheras con el objetivo de avanzar en la descarbonización del transporte público.

Además, el Ayuntamiento de València ha confeccionado un plan de amortización a ocho años para hacerse cargo de la disminución de ingresos provocada por las distintas olas de la pandemia.

Las ayudas económicas por parte del Gobierno central para paliar los efectos de la pandemia han sido insuficientes, a lo que se suma la infrafinanciación crónica que sufre València desde hace años. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido hacerse cargo de parte de los préstamos que la EMT pidió en su día para hacer frente al impacto de la covid”, ha señalado el presidente de la entidad, Giuseppe Grezzi.

Según ha destacado, “el papel del transporte público es crucial en nuestra ciudad, para hacerla cada vez más sostenible y saludable. Estamos recuperando ya las tendencias de antes de la pandemia, por lo que es el momento de seguir apostando por ofrecer un servicio de máxima calidad a la ciudadanía, con más servicio y mejores autobuses”.

De esta forma, la EMT no modificará sus tarifas el próximo año para seguir potenciando la movilidad sostenible y ayudar a la ciudadanía ante la situación económica actual. Además, este presupuesto permitiría dar continuidad a las medidas temporales de reducción de precio actualmente en vigor, ha señalado Grezzi.

Las cuentas de la empresa municipal, que serán aprobadas la próxima semana por su Consejo de Administración, prevén que se recupere la cifra de negocio previa a la pandemia impulsada por la consolidación del número de personas que eligen los autobuses municipales para hacer sus desplazamientos por la ciudad.

CatalàEspañol