València atiende en el domicilio al 100% de la población con necesidad de acompañamiento

El nuevo Servicio de Ayuda a Domicilio, con un presupuesto de 60 millones de euros, beneficiará 4.320 personas.

El nuevo contrato del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) cuenta con un presupuesto de casi 60 millones de euros para los próximos cuatro años. Durante este tiempo beneficiará a 4.320 personas, que recibirán asistencia 10 horas a la semana y podrán acceder a nuevos servicios como, por ejemplo, los de podología, peluquería, fisioterapia o atención psicológica.

“En menos de un mes el 100% de la demanda estará atendida”, tal como ha anunciado hoy la concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, al detallar las “mejoras” que presenta este recurso, actualizado desde el pasado 1 de noviembre.

“Con un incremento del 57% del presupuesto, este servicio municipal prestará nuevas atenciones y desarrollará programas especializados para, por ejemplo, prevenir la soledad no deseada”, ha informado la concejala, al destacar que el nuevo contrato también contempla “la incorporación de más y nuevos profesionales, así como la mejora de sus condiciones laborales”. “Y por supuesto, permite ampliar, en un 42%, el número de personas beneficiarias, puesto que pasamos de atender 1.808 personas a 4.320; y las horas de atención individualizada, de 5 a 10 semanales, hasta un máximo de 56 horas mensuales”.

A este respeto, Isabel Lozano ha concretado que, hoy en día, quedan 200 personas para ser atendidas; y ha reiterado que, con este contrato, el Ayuntamiento de València, puede cubrir, por primera vez, el 100% de la demanda de atención domiciliaria”. “Por lo tanto –ha celebrado- estamos hablando de un contrato histórico y sin precedentes en la ciudad, por el incremento cuantitativo y por la calidad del servicio de atención a personas en situación de vulnerabilidad, mayores, y dependientes que necesitan ayuda en sus domicilios para llevar su día a día”.

La concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, ha dado cuenta de las características del nuevo contrato del SAD acompañada de tres auxiliares de atención a domicilio, “que son profesionales fundamentales en el cuidado de estas personas, y que con este nuevo acuerdo han sido dignificadas”.

En cuanto a las empresas adjudicatarias, Clece y La Terreta, Lozano ha explicado que desarrollarán acciones asistenciales, preventivas e integradoras. Y al hablar del precio del servicio, ha aclarado que solo abonarán por este el 11,2% de las personas beneficiarias, con precios públicos, según sus ingresos, que oscilan entre los 0,10 y 9 euros la hora.

Isabel Lozano también ha reparado en el horario del Servicio de Ayuda a domicilio, que antes era de 7 a 20 horas de lunes a viernes, y ahora se ha se ha ampliado entre las 7 y las 22 horas de lunes a sábado y, en aquellas situaciones que lo requieran, también domingos y festivos.

Entre los nuevos servicios ofrecidos con el nuevo contrato del SAD, también destacan la fisioterapia rehabilitadora, enfermería, terapia ocupacional, integración social, así como la cesión de llaves, para resolver en situación de emergencia, y la limpieza de choque y desinfecciones. Además, también las empresas adjudicatiaras desarrollarán actividades culturales para atender las necesidades sociales de estas personas.

“Habrá otros servicios nuevos aparejados a mejoras tecnológicas para hacer seguimiento de las personas beneficiarias como las teleconsultes médicas, o una App y una web de seguimiento para los profesionales, familiares y cuidadores, y también ayudas económicas para pagar audífonos, gafas, eliminar barreras arquitectónicas, y en general cubrir todas las necesidades básicas de las usuarias y usuarios del recurso”

Por último, la concejala también ha destacado la puesta en marcha del denominado Banco de Movimiento, a través del cual “se pone a disposición de las personas usuarias grúas, elevadores, caminadores, sillas de ruedas y otras equipaciones para facilitar la movilidad”.

En definitiva, el nuevo contrato del SAD comprende el conjunto de cuidados y actuaciones realizadas principalmente en el domicilio y en el entorno social de la persona con el fin de atender las necesidades de la vida diaria y de apoyo personal de carácter polivalente y preventivo, seguimiento y acompañamiento para las personas y, si procede para la unidad de convivencia, que presentan dificultades físicas, intelectuales, cognitivas, de salud mental o sociales, o se encuentran en situación de vulnerabilidad.

“El objetivo es mantener, en la medida de lo posible, a la persona usuaria en su entorno natural en las mejores condiciones de vida, a través de la atención personal, la ayuda en el hogar y la atención socioeducativa”, ha concluido Lozano.

CatalàEspañol