València posibilita el consumo de productos locales y de temporada

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, presenta la campaña con la que Mercavalència describe la “gesta del tomate más rápido del mundo”.

Los productos de la huerta pueden estar a la cesta de la compra en un tiempo récord. En 2 horas, 1 minuto y 20 segundos. En València es posible”. Lo ha afirmado hoy el concejal de Comercio y Mercados, y presidente de Mercavalència, Carlos Galiana, durante la presentación de la campaña impulsada por esta entidad “para apoyar a los productos de proximidad”.

El objetivo de esta iniciativa es concienciar de la importancia del consumo de frutas y verduras locales y de temporada, comercializadas en canales cortos. Pues, esto implica la posibilidad de adquirir productos de mejor calidad, más frescos, y con mejor precio, y sobre todo con beneficios justos para agricultores y agricultoras. También supone una dinamización de la economía local”, ha explicado el concejal.

Carlos Galiana ha asegurado que “pocos sistemas alimentarios se cumplen todas las premisas que se dan en València, que conserva y cultiva una huerta periurbana, cuenta con un centro de distribución como Mercavalència, con la “tira de comptar”, que permite la venta directa de quien cultiva y provee de una red de mercados municipales y pequeñas tiendas de alimentación distribuidas por toda la ciudad”.

Tenemos el canal más corto y sostenible de comercialización, que nos permite conseguir un récord”.

Concretamente, 2 horas, 1 minuto y 20 segundos es el tiempo que tarda un producto de nuestra huerta periurbana en llegar al consumidor”, ha subrayado el concejal, quien ha hablado de la “necesidad de transmitir un mensaje claro y directo para que los valencianos y valencianas vean la gran ventaja que supone disfrutar de estas condiciones únicas que hacen que tengamos el sistema alimentario más seguro, eficiente y sostenible. Y además, más rápido”.

La campaña se basa en un video en el cual se describe la “simpática” gesta del tomate más rápido del mundo. A las 5.38 horas sale desde un huerto de El Perelló. De manos del mismo agricultor que la cosechó se transporta para ponerla a la venta en la “Tira de Comptar” de Mercavalència. Antes de las 7 de la madrugada una frutera de un mercado municipal de València compra el tomate y la traslada hasta su parada en el mercado. A las 7.30 horas abre sus puertas y no habían pasado 10 minutos cuando el tomate entra en la cesta de la compra de un joven.

Carlos Galiana ha indicado que esta campaña, presente al mobiliario urbano de la ciudad y visibilizada también en un autobús con vínilo de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), “informará a las personas consumidoras sobre el poder que ejercen en cada compra y que este se incrementa en el sector de la alimentación, este sistema alimentario del futuro depende de nuestras decisiones de compra”.

CatalàEspañol