La Policía Local de València denuncia 386 terrazas en 10 días

Aarón Cano defiende la continuidad de las inspecciones, “ya que muchos establecimientos exceden la superficie autorizada o no señalizan con pintura sus terrazas”.

La Concejalía de Protección Ciudadana mantendrá las inspecciones a las terrazas después de que los últimos datos de la Policía Local hayan confirmado que una de cada cuatro inspecciones que realizan acaba en denuncia.

En los últimos diez días se han impuesto 386 sanciones, la mayoría de ellas (98) por no señalizar con pintura la superficie ocupada o por exceder la ocupación autorizada (83).

“Tenemos la obligación de velar siempre por el cumplimiento de la normativa vigente y promover la mejor convivencia en la ciudad”, ha afirmado el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, quien ha asegurado que el sector hostelero “es el primer interesado en que los establecimientos de la ciudad cumplan las ordenanzas”.

Tal como ha argumentado Cano, “el elevado número de sanciones confirma la necesidad de estos controles, que no son nuevos ya que los hacemos todos los meses en los que los establecimientos montan terrazas, y se hacen en todos los barrios por igual”. Durante estos meses, la Policía Local de València realizó 2130 inspecciones de las que una cuarta parte acabó en sanción.

La 5ª Unidad de Distrito, Transits, es la que más inspecciones ha realizado, un total de 475, pero es una de las que menos sanciones ha impuesto (se han levantado 16 actas y se denunció a un total de 19 establecimientos). En cambio, la 7ª Unidad de Distrito, Marítim, realizó menos inspecciones, un total de 274; pero denunció más locales (se levantaron 104 actas y se impusieron 141 denuncias).

Hay que tener en cuenta que este distrito comprende toda la fachada marítima, la Marina y los barrios del Cabanyal, Canyamelar, Nazaret o El Grao, con espacios como la avenida de Blasco Ibáñez y las plazas del Cedro y de Honduras, que concentran gran número de terrazas.

En este caso los conceptos por los que más se ha sancionado han sido no señalizar con pintura la superficie ocupada (41 denuncias), no exponer la autorización (31) y exceder la ocupación autorizada (28). Todas las unidades, en todos los barrios, han hecho más de 100 inspecciones entre el 19 y el 30 de septiembre, es decir, diez cada día de media.

El concejal Aarón Cano ha explicado que las terrazas “no pueden exceder la superficie que tienen autorizada, sino que deben señalizar toda la superficie que ocupan en la vía pública y cumplir, entre otras cuestiones, con el horario que tienen autorizado”. Cano ha añadido que aunque la gran mayoría de los hosteleros “cumple perfectamente con estas cuestiones, hay una parte importante que no lo hace y le hace un flaco favor al sector en la ciudad”.

“No puede ser que haya determinados lugares por los que apenas se puede caminar porque haya una terraza que sobrepasa con creces el espacio que tiene autorizado”, ha lamentado el concejal.

De hecho, el exceso de ocupación de la vía pública es uno de los incumplimientos que más molestias produce entre el vecindario, pero también entre el sector comercial de la ciudad. Una cuarta parte de las sanciones que impuso la Policía Local de València entre mayo y junio en sus inspecciones a terrazas, alrededor de un centenar, fue por este concepto que coincide también con una de las cuestiones que más plantean las asociaciones vecinales.

“Los datos que obtuvimos antes del verano y después, evidencian la misma tendencia, una cuarta parte de las inspecciones acaba en denuncia y también las mismas infracciones, sobretodo exceder la superficie autorizada”, ha subrayado el responsable del área de Protección Ciudadana.

Las inspecciones se iniciaron en mayo con la llegada del buen tiempo y las realizan agentes de proximidad, la nueva policía de barrio en la que trabaja la Concejalía de Protección Ciudadana. “Estos controles evidencian también la importancia y las diferentes funciones que realizan los agentes de proximidad”, ha apuntado Cano, que ha reivindicado las nuevas incorporaciones a la plantilla.

“A principios de mayo fueron presentados 181 nuevos agentes, que van a permitir una reestructuración de la Policía con el impulso de una nueva policía de proximidad que ejecuten también estas funciones. Las sanciones por distritos también demuestran la mayor incidencia que tienen los incumplimientos en determinados barrios de la ciudad, y nos muestran el mapa de donde debemos aumentar los controles”, ha apuntado Cano, quien ha reconocido que los barrios que registran más sanciones son también “aquellos donde se producen más problemas que alteran la convivencia con los vecinos”.

“Tenemos que garantizar el ejercicio de todos los derechos –ha concluido el edil- y, en ocasiones, las terrazas alteran la convivencia con sus incumplimientos. Un exceso de aforo se traduce en más mesas y sillas, y más personas consumiendo en la vía pública; y tenemos que hacer todo lo posible por velar por el derecho al descanso de los vecinos”.

CatalàEspañol