València formará a su personal en violencia contra las mujeres y en atención a personas trans

Notario: ‘una buena formación es clave para mejorar la competencia profesional de la plantilla y ofrecer un servicio de calidad y con igualdad a la ciudadanía’

El Ayuntamiento de València formará al personal público municipal tanto en violencias sexuales contra las mujeres como en atención integral a personas trans.

Esta formación estará incluida en el Plan de formación para trabajadores y trabajadoras municipales 2023 y está dirigido preferentemente al personal que entre sus funciones tenga encomendada la atención a este colectivo de personas, así como cualquier empleada o empleado público con relación directa con la materia o con interés en conocerla.

La concejala de Gestión de Recursos, Lluïsa Notario, ha asegurado que “una buena formación es clave para mejorar y optimizar la competencia profesional del personal empleado público y, especialmente, para ofrecer un servicio a la ciudadanía de calidad, con transparencia, eficaz y con igualdad”.

Notario ha defendido que “la formación al personal de la administración pública tiene que ser rigurosa y adaptada a las necesidades vinculadas con los cambios sociales, culturales y tecnológicos de la sociedad”, y por ese motivo ha explicado que el Ayuntamiento de València “apuesta por ofrecer una formación profesional, de calidad e innovadora con la implicación del mismo personal municipal en el diseño de la oferta”.

El Plan de formación 2023 aprobado este lunes en la Comisión de Formación prevé para su realización 428 ediciones de cursos, un 6,73% más que en 2022.

La oferta formativa la han propuesto principalmente los mismos servicios municipales, así como las secciones sindicales. Engloban 17 temáticas diferentes, entre las cuales destacan las nuevas tecnologías, la formación en salud laboral y prevención de riesgos y la formación en igualdad.

Así mismo, una parte importante de las acciones formativas, el 24%, corresponde a formación específica de determinados colectivos, como por ejemplo la Policía Local, donde se encuentran cursos de formación básica para la atención de la violencia de género digital, de prevención de suicidios o de violencias sexuales contra las mujeres a partir de la nueva Ley Orgánica 10/2022, de 6 de septiembre de garantía integral de la libertad sexual.

En cuanto a otros colectivos, también se prevé la formación en competencias interculturales en el ámbito educativo dirigido a maestros de CEIP municipales y educadores/se infantiles de escuelas infantiles municipales; cursos de clubes de lectura para el personal de bibliotecas, y para profesionales de atención directa al público, un taller de aproximación a la lengua de signos y a las personas sordas, entre otras.

Por formato o modalidad, el 57% de las acciones formativas incluidas en el Plan de Formación 2023 será en formato presencial, el 31% en línea y el 12% semipresenciales.

“Desde el gobierno municipal estamos haciendo una apuesta clara para ofrecer una formación rigurosa, de calidad e innovadora al personal municipal para mejorar y optimizar la competencia profesional de todas las empleadas y todos los empleados públicos con el objetivo principal de mejorar el servicio público, pero también el desarrollo profesional del personal y la consecución de los objetivos estratégicos de la organización”, ha añadido Notario.

La formación en 2022

Durante todo el 2022 se realizaron 401 acciones formativas, para las cuales se destinó un presupuesto de 373.748 ’24 euros.

“Desde 2014 hemos incrementado la inversión en formación, multiplicando por cinco la cifra de plazas y presupuesto, consolidando una oferta diversificada y personalizada para el personal público municipal”, ha explicado Notario, quien ha destacado que “la formación se ha convertido en uno de los puntales sobre el cual se sustenta la transformación que ha experimentado este ayuntamiento respecto de la organización y gestión de personas”.

“La formación de los trabajadores y trabajadoras es la mejor garantía de la prestación de un servicio de calidad, próximo y eficaz, un conocimiento que ponemos al servicio de la ciudadanía, porque una administración pública moderna tiene que ofrecer mecanismos y herramientas a su personal para adaptarse a los cambios sociales, culturales y tecnológicos de la sociedad para poder atender las diversas necesidades con eficiencia, eficacia, garantías jurídicas y con igualdad”, ha reiterado.

Durante todo el año se han impartido unas 8.000 horas de formación y se han ofrecido 10.156 plazas. Entre los cursos más demandados por el personal municipal están los de actualización administrativa, ciberseguridad en redes sociales, atención a la ciudadanía, reclamaciones y derechos, mujeres y salud y violencia de género.

“Toda la inversión que este ayuntamiento hace en formación de su personal revierte en la ciudadanía”, ha hecho valer Notario. Precisamente ahora ha concluido la sexta edición del curso de dirección pública local, una formación que ha reportado “casi 300 planes de mejora del servicio público municipal y que han servido para identificar y analizar los problemas existentes, para tomar las decisiones más adecuadas en su resolución y mejorar la calidad de la gestión municipal”, ha concluido.