València recaudará casi un millón más del IBI congelando el gravamen municipal

Borja Sanjuán explica que 'la ciudad crece y además se han regularizado situaciones injustas'.

El Ayuntamiento de València recaudará este año más de 239 millones de euros (239.426.317,15 euros) con el cobro del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que en 2022 mantendrá el tipo de gravamen (de un 0,723), que está congelado desde 2019 y es un 18,4% inferior que el de 2015.

Lo ha anunciado hoy el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, al dar cuenta de la matriculación de este impuesto que afecta a un total de 686.058 inmuebles urbanos y a 1 inmueble de características especiales, que es el Puerto de València. Si bien, a la hora de hacer previsiones, el consistorio también ha tenido en cuenta 2.228 nuevos inmuebles dados de alta en el Catastro, a los que se les notificará la liquidación de forma individual.

Por lo que respecta a los beneficios fiscales, se mantienen los establecidos en ejercicios precedentes.

“Hoy el Ayuntamiento de València aprueba la matrícula del IBI, que es el impuesto más importante que recaudamos como ayuntamiento, y este año ascenderá a más de 239 millones, lo que supone un aumento de un millón de euros respecto al año anterior. Un aumento que se produce por el trabajo que se está haciendo para regularizar situaciones injustas, como la de gente que no estaba pagando lo que le correspondía, y también por el hecho de que la ciudad crece, y cada vez tiene una mayor actividad”.

Así lo ha explicado el concejal, tras agradecer la colaboración de la Dirección General del Catastro, órgano ministerial con el que el Ayuntamiento mantiene un convenio, “que permite, por ejemplo, que los cambios de titularidad de un inmueble se inscriban con mayor celeridad”.

Borja Sanjuán ha resaltado que “lo que se ha hecho en València desde el año 2019 es congelar los impuestos”. “Así, por ejemplo, aquí hoy se paga un tipo impositivo del IBI del 18,5% menos de lo que se pagaba en el 2015. Y con menor presión fiscal, estamos reduciendo la deuda y mejorando los servicios”, ha subrallado.

“Valencia es de las grandes ciudades la que menos recauda por habitante en concepto de IBI”, ha reiterado, después de argumentar que “el equipo de gobierno trabaja para contar con el sistema tributario local más justo, y para ello ha mantenido las bonificaciones y durante los últimos ejercicios ha incluido algunas adicionales como las que tienen que ver la adaptación de los edificios para facilitar el uso de energías no contaminantes”.

En este sentido, el responsable de Hacienda ha indicado que además de las bonificaciones previstas desde hace años, para Sociedades Musicales, establecimientos de artistas falleros y establecimientos emblemáticos, “cabe destacar la nueva regulación de la bonificación relativa a espacios estables de exhibición de artes escénicas, que se desdobla, a partir del presente ejercicio, ampliando su potencial ámbito de aplicación en dos supuestos: espacios estables de exhibición de artes escénicas o música en directo y cines.

Por último, por lo que respecta a los valores de referencia sobre los que se calcula el impuesto del IBI, Borja Sanjuán ha recordado que estos están pendientes de revisar; y en cuanto a la estimación de los inmuebles actualmente exentos de abonar el IBI y que podrían ser susceptibles de tributar en un futuro por albergar actividades económicas, el concejal ha hablado “con prudencia” de la posibilidad de ingresar unos 4 millones de euros, y de la “voluntad municipal de regularizar esta situación”.

ValenciàEspañol