València finaliza las obras de ampliación de aceras y remodelación de pasos de peatones en la calle General Gil Dolz

La actuación mejora la accesibilidad del barrio del Mestalla en un entorno que incluye tanto dotaciones escolares como patrimonio histórico

Las obras de ampliación de la acera de los números pares y de remodelación de pasos de peatones de la calle General Gil Dolz, en el barrio del Mestalla, han finalizado esta semana.

El proyecto de intervención que ha permitido la renovación de la acera sur de esta vía, ampliándola para adaptarla a las condiciones de accesibilidad establecidas en la normativa, ha incluido la habilitación de dos alcorques en los cuales se plantarán dos árboles en el mes de octubre, cuando las temperaturas sean más adecuadas.

La vicealcaldesa de València, concejala de Desarrollo y Renovación Urbana y alcaldesa en funciones, Sandra Gómez, ha comprobado hoy “in situ” la finalización de estas obras de reurbanización, y ha explicado que “se han llevado a cabo en el marco del proyecto municipal de ampliación de aceras para contribuir a mejorar la accesibilidad de las calles de los barrios de la ciudad”.

Sandra Gómez, que ha señalado que esta actuación se ha realizado en verano “para minimizar las molestias al vecindario”, ha destacado que “ha permitido ganar un gran espacio público”.

Además, la intervención se complementará con arbolado, mobiliario urbano y juegos infantiles. “Queremos que cada transformación nos ayude a hacer una ciudad más amable para las personas, más segura y que aporte calidad de vida”, ha remarcado.

Este proyecto, que ha contado con un presupuesto total de 121.157,60 € (IVA incluido), alcanza 1.500 metros cuadrados en toda la longitud de la mencionada calle, desde el paseo de L’Albereda hasta la calle Finlàndia.

Concretamente, la actuación ha supuesto la ampliación de la acera sur de la calle General Gil Dolz, desde el Paseo de L’Albereda hasta la calle Finlàndia, con un mínimo de 1,80 metros de ancho, para recuperar espacio para el peatón.

Así, se han reducido los carriles de la calzada, de tres a dos, sin modificarse las alineaciones de aceras ni el carril bici del costado norte. En cuanto a los pavimentos y acabados, se han mantenido las características de las zonas adyacentes para conseguir una homogeneidad urbana y estética.

La intervención contempla nuevo mobiliario urbano para el descanso y el encuentro del vecindario en esta zona de itinerario de peatones. Y se han trasladado las columnas de luminarias existentes, que reducían el ancho útil de la acera, en la misma medida que las alineaciones del bordillo. Además, se han sustituido todas las tapas de las arquetas existentes en el ámbito por nuevas tapas de composite, según las especificaciones del Servicio de Alumbrado.

La actuación también ha supuesto el aumento del número de alcorques y en mes de octubre con temperaturas más adecuadas, se plantarán dos ejemplares de peral de flor. En cuanto a la adecuación de los pasos de peatones, se ha remodelado el situado en el cruce de la misma calle General Gil Dolz con el paseo de L’Albereda, adecuándolo a los criterios de la normativa de accesibilidad.

La ampliación de aceras y adecuación del paso de cebra, es un paso más allá en materia de accesibilidad, comodidad y seguridad para los vecinos y vecinas de València. Además, el trayecto recupera espacio de encuentro y aporta más separación entre los peatones y el tráfico rodado, para contribuir a una mejora de la calidad ambiental en una zona con dotaciones escolares, residenciales y patrimoniales”, ha explicado Sandra Gómez.

ValenciàEspañol