València instalará placas solares fotovoltaicas para autoconsumo en varios mercados

Notario ha asegurado que el objetivo es la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y de las emisiones de gases de efecto invernadero así como estimular la actividad económica en los barrios y pueblos de València

La Junta de Gobierno Local aprobará este viernes la licitación del contrato para realizar instalaciones de generación de energía solar fotovoltaica en cinco mercados de la ciudad con un presupuesto total de 1.199.534,69 euros. En concreto, se prevé la instalación para la producción de energía eléctrica destinada al autoconsumo en cinco de los mercados de la ciudad: Algirós, Russafa, Benicalap, Jesús y Torrefiel.

La regidora de Gestión de Recursos, Lluïsa Notario, ha asegurado que “el Ayuntamiento de València está llevando a cabo en los últimos años diferentes actuaciones en materia energética, encaminadas a incentivar y promover el uso racional de la energía y el aprovechamiento de las energías renovables”.

En este sentido ha situado la intervención que “pretende incrementar el desarrollo de la energía solar fotovoltaica, puesto que València es una de las ciudades de Europa con más horas de sol y podemos aprovechar una energía limpia e inagotable que permite luchar contra el cambio climático”.

Esta licitación, financiada con fondos Next Generation, se divide en cinco lotes: Algirós, por 204.798,4 euros, para producir 277.598,58 kWh/año con 408 módulos fotovoltaicos y tres inversores; Russafa, por 269.012,4 euros, para producir 371.474,92 kWh/año con 546 módulos fotovoltaicos y cuatro inversores; Benicalap, por 157.820,4 euros, con 302 módulos y dos inversores para producir 205.500,74 kWh/año; Jesús, por 140.934,4 euros, para producir 176.891,40 kWh/año con 260 módulos fotovoltaicos y dos inversores, y Torrefiel, por 218.785,4 euros, con 377 módulos y tres inversores para producir 256.552,28 kWh/año. Las instalaciones están proyectadas sobre las cubiertas de los edificios existentes con un método que evita la afección a la estructura de las cubiertas.

Notario ha concretado que se trata de instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo con vertido a red de los excedentes, para reducir los costes energéticos por consumo de energía eléctrica en la propia actividad de los mercados.

Se colocará un sistema de gestión de vertido que controlará las dos fuentes de energía, la producción fotovoltaica y la red de suministro de energía eléctrica, diseñada con el fin de maximizar la producción de energía renovable y garantizar a la vez la inyección de energía sobrante en la red de distribución eléctrica.

El sistema estará formado por equipos certificados según norma UNE 217001 y permitirá monitorizar en tiempo real tanto los consumos de energía como la generación de energía procedente de los paneles fotovoltaicos.

Este es un proyecto que representa a la perfección el modelo de ciudad por el que trabajamos en el gobierno de Joan Ribó, el de una ciudad que apuesta por las energías renovables con el objetivo de ser climáticamente neutros en 2030, una ciudad que estimula la dinamización económica de cada barrio y pueblo mejorando las instalaciones y prestaciones de sus mercados municipales y que a la vez promueve la alimentación sostenible incentivando con estas mejoras la compra en el comercio de proximidad”.

CatalàEspañol