```
martes, 23 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València licita el proyecto para plantar más de 130 nuevos árboles en Orriols

Tal como ha explicado Sergi Campillo, ‘se trata de una iniciativa acordada con las entidades sociales y vecinales del barrio’

El Servicio de Contratación del Ayuntamiento ha aprobado este lunes la licitación del proyecto de rearborización del barrio de Orriols, una iniciativa que permitirá habilitar más de 130 nuevos puntos de arbolado en las calles Padre Viñas, San Juan Bosco y Daroca, mediante la creación de alcorques y plantación de ejemplares arbóreos.

“De esta manera, el gobierno municipal da cumplimiento a los compromisos adquiridos en este ámbito en la serie de reuniones que el alcalde ha mantenido con las entidades vecinales y los colectivos sociales del barrio”.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha informado sobre esta iniciativa, y ha subrayado “la importancia del arbolado en la calidad de vida urbana y ciudadana“.

Tal como ha recordado Campillo, “este proyecto fue acordado con los vecinos y vecinas de la plataforma social de Orriols en las reuniones periódicas que mantenemos, precisamente para mejorar las condiciones del barrio”.

La resolución del Servicio de Contratación incluye la contratación de la ejecución de las obras de creación de alcorques y plantación de arbolado en las tres calles citadas (Padre Viñas, Daroca y San Juan Bosco) y el cambio de especie de Lagunaria Paternonii en la calle Rodrigo de Pertegás.

Sergi Campillo ha subrayado “la importancia de los árboles para la mejora del paisaje urbano y para la mejora de la salud de las personas, especialmente porque proporcionan sombra en verano, en una ciudad en la que cada vez registramos unas temperaturas estivales más altas y también durante gran parte del año; por eso son muy beneficiosos para la salud y el bienestar de los vecinos y vecinas de las calles donde están”, ha destacado.

En total, se prevé habilitar más de 130 nuevos puntos de arbolado (108 nuevos alcorques en las tres calles, que podrán acoger otros tantos ejemplares arbóreos; y 23 más que se han plantado ya en los alcorques que estaban vacíos en las calles, en el marco del Plan Una València Més Verda II.

En total, se calcula que las calles de Orriols tendrán hasta 131 árboles más, aunque el número definitivo dependerá también de las circunstancias concretas de cada tramo de calle, como la presencia de instalaciones subterráneas de servicios de agua o de alumbrado, entre otros).

El objetivo, ha explicado Sergi Campillo, es “continuar haciendo de València una ciudad sostenible y amable para la ciudadanía, al mismo tiempo que restaurar y mantener la dignidad de todos los barrios con equipamientos y dotaciones de carácter cultural, social o, como en este caso, medioambiental”.

La creación de nuevos alcorques da respuesta a las propuestas planteadas por las personas residentes en la zona, y canalizadas a través de la Asociación de Vecinos del barrio de Orriols.

Desde el Servicio Municipal de Jardinería Sostenible se han constatado las necesidades de naturalización de Orriols y, se ha planteado una actuación dirigida a favorecer la biodiversidad en las calles de este barrio que, tal como ha recordado el vicealcalde y delegado de Ecología Urbana, es uno de los barrios de Acción Preferente para el gobierno municipal.

Sobre las aceras y sobre la calzada

Según los cálculos del Servicio de Jardinería Sostenible, se prevé crear 31 alcorques en Padre Viñas y otros 33 en San Juan Bosco (en ambos casos se instalación sobre la calzada); y otros 44 en la calle Daroca, que se habilitarán sobre la acera.

Esta diferencia se debe a las características de cada vía, dado que, según los planes de infraestructuras, es imposible crear los nuevos alcorques en las aceras en las calles Padre Viñas y Sant Joan Bosco, tanto por su anchura (entre 1,5 y 2 metros) como por los servicios existentes; por lo que se ha optado por habilitarlos en la zona de aparcamiento de los lados de los números impares de estas calles, puesto que los servicios existentes también impiden la creación en la zona de aparcamiento de los números pares.

Por su parte, la acera de la calle Daroca presenta un ancho de 3 metros, lo que permite la creación de alcorques en la acera de unas dimensiones de 1,5 x 1 metros (excepto en el tramo entre las calles Padre Viñas y Sant Joan Bosco, por los servicios existentes).

En cuanto a las especies arbóreas que se prevé plantar, en Padre Viñas y Sant Joan Bosco se ha optado para intercalar ejemplares de hoja perenne (como robles carrasqueños (quercus faginea “valentina”), aligustres del Japón (ligustrum japonicum “variegata”), naranjos enanos (kumquat fortunella spp), encinas (quercus ilex) o perales de flor (pyrus cayeriana) con otros de hoja caduca (como tarays (tamarix gallica), granados, (punica granatum), o lidoneros (celtis australis) con el objetivo que en los meses de invierno haya en las calles ejemplares arbóreos que disponen de hojas verdes, para logar una mejora visual y más natural del entorno de manera permanente, además de mejorar la biodiversidad y proporcionar de refugio natural a toda la fauna útil.

En la calle Daroca se plantarán también especies alternas de hoja caduca, como árboles orquídea (bahuinia acuminata), o ciruelos rojos (prunus pisardi); y tanto en el primer alcorque como en el último se plantarán aligustres del Japón (ligustrum japonicum variegatum) de hoja perenne para que en los meses de invierno haya en la calle infraestructura verde permanente.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha concluido subrayando el papel del arbolado como ‘sumidero’ de CO₂, generador oxígeno y receptáculo de partículas en suspensión del área urbana”. “Los árboles no sólo reducen el efecto de “isla de calor”, sino que su mera presencia da belleza al paisaje y aumenta la sensación de bienestar del vecindario”, ha añadido.

Últimas noticias

Contenido relacionado