València prohibirá poner música en las playas

La nueva ordenanza de contaminación acústica también limitará las zonas de pubs de modo que cada local deberá estar a 65 metros del otro

El Ayuntamiento de València aprobará este viernes la nueva Ordenanza Contra la Contaminación Acústica en la ciudad, que actualizará la anterior de 2008. En esta nueva norma se incorporan “bastantes novedades” como establecer una distancia mínima de 65 metros para los locales de ambientación musical o de 30 metros para actividades sin ambientación musical, así como la prohibición de poner música en las playas.

El concejal de Calidad Acústica y del Aire, Giuseppe Grezzi, ha explicado que “creemos que el resultado es un texto que por fin atiende a una ciudadanía que desde hace tiempo ya reclama ciudades en las que se pueda disfrutar de una mayor calidad de vida, lo que pasa por vivir en entornos saludables en los que se garantice su derecho al descanso”.

En el borrador al que ha tenido acceso Actualitat Valenciana, la corporación municipal controla y limita el ruido en las playas. Por tanto, no se permitirá instrumentos musicales o equipos de reproducción en la arena, a excepción de los establecimientos de bebida y alimentos como chiringuitos que si podrán “amenizar” siempre que dispongan de la correspondiente autorización. Además, la megafonía de servicios deberá utilizar de manera “adecuada” y “respetuosa” tanto en el volumen como en la frecuencia.

La anterior ordenanza data de 2008, es decir, tiene 14 años de antigüedad, ya que el gobierno municipal ha tenido alrededor de cuatro años atascada esta normativa, una de las principales reivindicaciones de las asociaciones vecinales de la ciudad como la Federación de Asociaciones de Vecinos o las zonas de plaza Honduras, Benimaclet o Cedro.

El texto tendrá un título propio para los instrumentos que controlen esta ordenanza como los mapa del ruido, planes de acción, medidas urbanísticas y gestión de las ZAS, además de un título propio para el ruido interior de las edificaciones, y otro para el ruido en dominio público. Asimismo, la nueva regulación potencia y refuerza la labor que desempeña la Policía Local en la vigilancia, control, mediación y resolución de molestias por contaminación acústica derivadas de la convivencia ciudadana. Se evitará así las cargas administrativas innecesarias o accesorias, y se racionaliza la gestión de los recursos públicos.

Distancias mínimas entre actividades

Uno de los aspectos más importantes de la ordenanza es el apartado dedicado a las Actividades, cuyo capítulo se ha revisado “al completo”. Entre las novedades, se establecen distancias mínimas de 30 metros entre actividades sin ambientación musical, y de 65 metros para las de ambientación musical, una medida que será de aplicación en toda la ciudad, y que limitará la creación de Zonas de Acumulación Hostelera.

Respecto a las salas de artes escénicas y socioculturales, se prevé la programación de música en directo en horario de 10.00 a 22:00 horas, de acuerdo con su título habilitante y su aislamiento acústico. Los pubs y cafés podrán incluir actividades musicales y culturales relacionadas con su título habilitante si este incorpora ambientación musical y no supera los límites acústicos. Estas cuestiones serán complementadas en la Ordenanza de Actividades que en estos momentos también se encuentra en proceso de modificación.

En cuanto al dominio público municipal, se contempla una nueva regulación del control de las mesas y sillas en terrazas, que introduce la posibilidad de sanción con recorte del horario de hasta dos horas y la pérdida del permiso de ocupación si se reciben tres avisos en un mismo año. Además, señala la responsabilidad de las molestias al titular de la terraza y, por primera vez, se regula el dominio público general, incluido aquellos espacios de titularidad privada donde pueden instalarse terrazas: patios interiores, etc.

Toques de campana

También se regularán los toques de campana, con el fin de poder preservar este Espacio Sonoro de Importancia Cultural y cubrir el vacío legal que tenía la anterior ordenanza. El horario permitido será de 08:00 a 22:00 horas (a excepción de días festivos o especiales), no tendrá repetición y será con la recomendación de marcar la media con un solo toque. El concejal Grezzi ha señalado que en la regulación de este asunto se ha trabajado en coordinación con el Arzobispado y con el experto Francesc Llopara.

Tras la aprobación de la ordenanza, se abrirá una fase de recepción de las aportaciones de los diferentes grupos municipales, con las que el texto pasará de nuevo por la Junta antes de su paso por la comisión de Ecología Urbana y su posterior aprobación inicial por el Pleno. Después se abrirá una última fase de exposición pública durante un mes, para pasar a su aprobación definitiva por el Pleno.

Grezzi ha destacado el carácter participativo de esta nueva ordenanza, ya que en ella han trabajado más de una decena de servicios municipales (Licencias Urbanísticas, Planeamiento, Policía Local, Residuos Sólidos Urbanos, Inspección, Actividades, Procedimiento Sancionador, Jardinería, Acción Cultural, Devesa-Albufera, Dominio Público, Movilidad, Educación…), así como colectivos y representantes de la sociedad civil.

ValenciàEspañol