València pedirá la protección del Ficus del Cabanyal como árbol monumental

La solicitud se hará a raíz de una petición vecinal y después de que los técnicos municipales hayan inspeccionado el ejemplar, cuya copa tiene un diámetro de 25 metros

El Ayuntamiento pedirá a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que incluya un Ficus elástica “Decora” localizado en un solar en la calle Drassanes, en el Cabanyal-Canyamelar, en el Catálogo de árboles monumentales de la Comunitat Valenciana. El consistorio hará la solicitud a raíz de una petición ciudadana y después de que los técnicos municipales hayan comprobado que el ejemplar reúne uno de los requisitos para su protección.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha destacado que “la solicitud de protección surgida desde el entorno vecinal demuestra el interés y aprecio que existe hacia este árbol por parte de los ciudadanos y las ciudadanas del barrio del Cabanyal-Canyamelar, que han visto cómo se ha ido transformando urbanísticamente esta zona, mientras que el ejemplar se ha mantenido en pie como testigo de lo acontecido al menos en los últimos 50 años, siendo un vestigio del pasado”. 

“Este ejemplar, por las dimensiones de su copa, es sin duda uno de los ejemplares arbóreos con mayor biomasa de todo el barrio”, ha indicado el vicealcalde.

El Ficus elástica “Decora” tiene 60 años y 15 metros de estatura, el diámetro de su copa supera los 25 metros, y el perímetro de la base del tronco comprende 4,5 metros. Después de inspeccionar y medir el ejemplar, el personal técnico de la Concejalía de Parques y Jardines ha confirmado que cumple uno de los parámetros para conseguir la categoría de árbol monumental.

Por eso, el Ayuntamiento propondrá a la Generalitat, que es quien gestiona el Catálogo de árboles monumentales de la Comunitat Valenciana, que lo incorpore en este documento. 

Sergi Campillo ha explicado que varios vecinos y vecinas del Cabanyal-Canyamelar “se pusieron en contacto con nosotros vía redes sociales y correo electrónico” para que se declare la monumentalidad del árbol y ahora el consistorio impulsará el trámite. El ejemplar se encuentra en un solar de la calle Drassanes, a la altura del número 297 de la calle Doctor Lluch, que no es de propiedad municipal. La 

Generalitat expropió la parcela para destinarla a dotaciones de carácter local, pero todavía no se ha transmitido la titularidad del suelo al Ayuntamiento. 

Respetar el medio natural

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana ha recordado que en estos momentos hay 53 árboles y 270 palmeras monumentales en el término municipal de València. Estos ejemplares, “además de ser una fuente de renovación y mejora de la calidad ambiental de su entorno y un ‘oasis’ para la biodiversidad, ofrecen numerosas posibilidades dentro del ámbito de la educación ambiental y del desarrollo sostenible”. 

Para el responsable municipal, “el interés y el aprecio que estos árboles inspiran tienen que servir como punto de partida para concienciar a la sociedad del respeto que debemos al medio natural” y, al mismo tiempo, “son centro de atracción y permiten la revalorización y difusión de los espacios ecológicos en toda nuestra geografía”.

Por eso, ha añadido el edil, “el patrimonio arbóreo monumental continúa cumpliendo en la actualidad una función educativa, cultural, social y económica, lo cual nos permite fomentar el desarrollo sostenible de los lugares donde se encuentra”. 

Ley de Patrimonio Arbóreo

Sergi Campillo ha recordado que la ley autonómica de patrimonio arbóreo monumental establece la protección genérica, sin necesidad de resolución singularizada, de cualquier especie arbórea existente en la Comunitat Valenciana que supere unos determinados parámetros de edad, altura, diámetro de copa y perímetro de tronco, de manera que cualquier actividad que se produzca tanto sobre el ejemplar como sobre su entorno tiene que ser notificada y aprobada por la autoridad competente, en este caso la Generalitat. 

La Ley 04/2006, de 19 de mayo, de Patrimonio Arbóreo Monumental de la Generalitat, ha indicado el responsable de Ecología Urbana, fue aprobada por unanimidad de todos grupos políticos para proteger el patrimonio arbóreo valenciano y hacer frente al expolio que se estaba produciendo en los ejemplares de olivos milenarios en la provincia de Castelló, y del palmeral de Elche y Orihuela. 

El objetivo de la norma es “garantizar que estos árboles permanezcan con vida el mayor tiempo posible entre nosotros”, puesto que, “como dice la ley en su preámbulo: estos árboles han dejado de ser meramente, y en esencia, árboles forestales, agrícolas u ornamentales, para pasar a ser las piezas únicas de un patrimonio natural y cultural formado por árboles monumentales vivos, que demanda la categoría ética e intelectual de nuestra sociedad para procurarle los mejores cuidados y atenciones que estas obras de arte producto de la naturaleza y la cultura se merecen”. 

Se trata, ha concluido el vicealcalde, “de individuos vivos y sensibles que, como recoge la ley, cualquier tipo de modificación o intervención que se desarrolle en ellos o en su entorno pueden implicar graves consecuencias para su salud”.

CatalanSpanish