València activa el protocolo de contaminación por el polvo sahariano en suspensión

Esta medida se aplica tras superar los 50 µg/m³, el número de partículas en las estaciones de medición de Doctor Lluch, Olivereta y Patraix

El Ayuntamiento de València desde la delegación de Calidad Acústica y de Aire ha activado este jueves el protocolo por contaminación ante el incremento de los registros de partículas PM10 a causa de las “intrusiones de aire susahariano que inciden en gran parte de la Península Ibérica según los informes ministeriales predictivos”.

Esta medida se adopta, después de que el último informe técnico indique que la última media diaria en las mediciones supera los 50 µg/m³ de PM10 en las estaciones de Doctor Lluch, Olivereta y Patraix. Esto comporta la activación del nivel de Episodio Tipo 1, que implica una serie de medidas informativas a la población. Los últimos datos registrados muestran un dato corregido de 58, 67 y 59 µg/m³, respectivamente, en las estaciones mencionadas. En cuanto al resto de contaminantes las cifras se mantienen muy distantes de sus límites respectivos.

Es por ello que desde el consistorio recomiendan, fundamentalmente a las personas más sensibles: la no realización de ejercicios físicos al aire libre; permanecer en lugares de interior; en caso de percibirse alguna molestia respiratoria incipiente, el uso de máscara clínica; y en caso de persistir de forma aguda esta molestia, acudir a centro hospitalario.

Esta medida dejará de surtir efecto tan pronto se restablezcan las condiciones óptimas de calidad del aire, lo que será comunicado por la misma vía informativa” explican desde el departamento, donde también recuerdan que “en ningún momento se ha excedido ningún límite legislativo para este contaminante, PM10, puesto que el número de superaciones diarias del límite (50 microgramos por metro cúbico) registradas en cualquiera de las estaciones este año, no excede las 35 superaciones anuales permitidas”.

¿Qué son las partículas PM10?

Según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes, las PM10 se pueden definir como aquellas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro varía entre 2,5 y 10 µm (1 micrómetro corresponde la milésima parte de 1 milímetro).

Igualmente explican que la exposición prolongada o repetitiva a las PM10 puede provocar efectos nocivos en el sistema respiratorio de la persona, no obstante son menos perjudiciales que las PM2,5 ya que al tener un mayor tamaño, no logran atravesar los alveolos pulmonares, quedando retenidas en la mucosa que recubre las vías respiratorias superiores.

Además, la mayoría de éstas partículas precipitan en la tierra, provocando una capa de polvo en la superficie que puede afectar seriamente a la salud tanto de los organismos terrestres como los organismos acuáticos.

CatalàEspañol