martes, 28 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València reintroduce en el Racó de l’Olla 20 cercetas pardilla, ave acuática en grave peligro de extinción

El vicealcalde Sergi Campillo remarca la importancia de este enclave en l’Albufera, «el único lugar en que se ha conseguido que esta especie se reproduzca»

El Ayuntamiento de València, a través del servicio Devesa-Albufera, y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica han puesto en marcha un programa de reintroducción de la cerceta pardilla, una ave acuática en grave peligro de extinción «que trataremos que se reproduzca en el Racó de l’Olla, el único enclave de l’Albufera en que se ha conseguido que la especie sobreviva», ha explicado el vicealcalde y regidor de Devesa-Albufera, Sergi Campillo.

La cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) es una de las siete especies de fauna y flora catalogada como ‘en situación crítica en España’ y está considerada como la especie de pato más amenazada de Europa. A causa del importante papel que juega el área de reserva del Racó de l’Olla en la conservación de esta especie, el Servicio de Vida Silvestre y Red Natura 2000 de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y el Servicio Devesa-Albufera decidieron iniciar la aclimatación y liberación de cercetas pardilla en este enclave. Para llevar a cabo esta tarea, ha sido necesario la construcción de una estructura de aclimatación siguiendo las directrices y asesoramiento proporcionado desde el Servicio de Vida Silvestre. Los materiales y el personal han sido cubiertos por el Servicio Devesa-Albufera.

20 cercetas pardilla, 10 machos y 10 hembras

El pasado 8 de abril fueron introducidas en la estructura de aclimatación un total de 20 cercetas pardilla, 10 machos y 10 hembras procedentes de las nacidas en cautividad en el Centro Recuperación de Fauna la Granja del Saler dependiente de la Dirección General de Medio natural y de Evaluación Ambiental de la citada Conselleria.

Todas ellas llevan anillas de reconocimiento a distancia, de color naranja y código individual, para facilitar su seguimiento posterior. Se los ha proporcionado alimento cada dos días hasta el miércoles 13 de abril, momentos antes de proceder a la apertura de la estructura porque las cercetas puedan desplazarse con autonomía y empezar a buscar alimento por sí mismas.

«Las actuaciones, dirigidas a mejorar el estado de conservación de esta especie críticamente amenazada, ponen también de relieve el valor del Racó de l’Olla como área clave de reproducción, alimentación y descanso de la cerceta pardilla, y de los trabajos de gestión y conservación de este singular espacio natural que van realizando la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València de manera conjunta desde hace ya más de 30 años», ha señalado el vicealcalde Sergi Campillo.

Seguimiento de las aves

A partir de este momento se procederá al seguimiento de estas cercetas liberadas, entre las tareas habituales de seguimiento de avifauna que se realizan en el Racó de l’Olla y su entorno. «La estructura de aclimatación será desmontada cuando las cercetas no hagan uso de ella, siempre que se pueda asegurar que esta tarea no producirá molestias a la colonia de charrán común, gaviotas y pagazas piconegra que se encuentra en proceso de establecimiento, además de otras aves acuáticas presentes en el área de reserva».

La estructura será utilizada en el futuro para nuevas aclimataciones y liberaciones de estas aves acuáticas u otras anátidas amenazadas, y también en otras tareas relacionadas con el seguimiento de aves en la reserva», ha explicado el también regidor de Devesa-Albufera.

«Todas estas actuaciones realizadas en l’Albufera y otros humedales valencianos, y que además contamos con fondos propios y europeos para poder ejecutarlas, se enmarcan dentro de un proyecto más ambiciosode recuperación de las poblaciones naturales de estaemblemáticaespecie. En el caso de l’Albufera, la cerceta pardilla ha vuelto a encontrar un hábitat excelente en la zona de Reserva del Racó de l’Olla», señala la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà.

El Racó de l’Olla, un enclave único

El Racó de l’Olla es el único enclave de reproducción de la especie en el Parque Natural de l’Albufera, a pesar de que siempre en números bajos. En 2021 se logró el máximo reciente, con 3 parejas y una cuarta en el entorno inmediato de la laguna de l’Albufera. Así mismo, se trata del único lugar donde la especie está presente con cierta regularidad en los periodos prenupciales, y especialmente después del inicio del programa de reintroducción. En esta área de reserva municipal se realiza una importante labor de seguimiento de estas aves por el Servicio Devesa-Albufera, a través del Servicio de Conservación de Ambientes Acuáticos, mediante la lectura de las anillas que se han colocado a las cercetas reintroducidas y que hasta ahora han aparecido en el Racó de l’Olla de manera natural, derivándose ciertos patrones de presencia temporal y de estancia por algunos ejemplares.

Últimas noticias

Contenido relacionado