València como ciudad referente para el diseño de políticas de transición ecológica inclusiva

Se elaborará una hoja de ruta para evitar que la transición ecológica aumente las desigualdades sociales

València es una de las cinco ciudades europeas elegidas para desarrollar el proyecto Fair Local Green Deal.  Durante dos años se estudiará cómo afectan las políticas medioambientales a la vida de la ciudad a fin de elaborar una hoja de ruta que evite que la transición ecológica aumente las desigualdades sociales. 

El concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, ha señalado que “el objetivo del proyecto es que los vecinos y vecinas de València participen en la toma de decisiones del Ayuntamiento en materia de medio ambiente, para que las políticas locales hagan compatible la protección del medio ambiente y la protección social”. 

Además de València, en el proyecto participan Vitoria-Gasteiz, las ciudades polacas de Wroclaw y Lodz y la ciudad belga de Gante.  El compromiso adquirido por el Ayuntamiento de València para hacer de la capital valenciana una ciudad climáticamente neutra en el horizonte 2030 es uno de los motivos por los que ha sido elegida junto a las otras cuatro ciudades europeas para desarrollar el proyecto Fair Local Green Deal durante los próximos dos años.

El Fair Local Green Deal es un proyecto financiado por la Comunidad Europea y la Fundación Porticus que tiene como objetivo fomentar procesos participativos y elaborar desde la ciudadanía los Acuerdos Verdes Locales. Así, en València, la Fundació València Clima i Energia establecerá contacto con los diferentes agentes sociales, incluyendo a los grupos más vulnerables de la población, para analizar las políticas ambientales urbanas existentes y plantear nuevas, al mismo tiempo que se promueven la justicia y la equidad.

Para Alejandro Ramon “València está comprometida con la transición ecológica y la lucha contra el cambio climático, al mismo tiempo que está comprometida con las políticas sociales e inclusivas. Se trata de encontrar sinergias y ver cómo ambos objetivos pueden combinarse, estudiar qué medidas se pueden tomar desde la administración para hacer que la ecología y la justicia social vayan de la mano. Por eso queremos abrir este proceso de escucha y de intercambio de experiencias”.

Que la ciudad sea finalista para convertirse en Capital Verde Europea en 2024 -añade Alejandro Ramon- no es casual. Nuestras actuaciones en materia de adaptación al cambio climático y de fomento de la transición energética pueden servir también de ejemplo para otras ciudades europeas. El intercambio de experiencias es muy positivo”.

El regidor ha recordado que con la vista puesta en los compromisos de la Mission València 2030, el Ayuntamiento trabaja en el diseño de la transición energética, fomentando el uso de energías limpias o impulsando la constitución de comunidades energéticas, pero al mismo tiempo desarrolla políticas para luchar contra la pobreza energética y defender el derecho a la energía como un pilar básico del estado del bienestar.

El programa Fair Local Green Deal, un Pacto Verde para una transición ecológica justa, ha valorado esta implicación de la administración local en la lucha contra el cambio climático y también la predisposición del Ayuntamiento a promover la participación ciudadana y la cogobernanza en la toma de decisiones.

Se ha constatado – destaca Alejandro Ramon- que la ciudadanía es más proclive a implicarse en las políticas medioambientales cuando han sido consultadas y han participado en la toma de decisiones. Son los vecinos y vecinas de cada barrio quienes mejor conocen sus necesidades y más claro tienen cómo quieren que sea la ciudad en la que viven. Al mismo tiempo, València puede beneficiarse de las experiencias y de las ideas que aporten otras ciudades europeas. Los problemas de las ciudades de Europa son muy comunes y podemos afrontar soluciones de forma conjunta”.

La primera reunión de los responsables del proyecto de cada una de las cinco ciudades tendrá lugar el 27 y 28 de septiembre en Vitoria-Gasteiz. Durante dos años se trabajará de forma local para después hacer una puesta en común de los cinco municipios piloto. Posteriormente, en el primer semestre de 2024, se elaborará un documento que recogerá recomendaciones que servirán a todos los municipios de la Unión Europea en materia de políticas ecológicas y sociales.

ValenciàEspañol