València finaliza la rehabilitación de la casa natalicia de San Vicente Ferrer

La intervención integral de este edificio, ha coincidido con el sexto centenario de la muerte de San Vicente Ferrer.

El Ayuntamiento de València ha finalizado ya las obras de rehabilitación de la casa natalicia de San Vicente Ferrer, en el barrio de la Xerea. Las obras han solucionado los problemas estructurales, constructivos y de humedad que sufría el edificio.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha asegurado que “se trata de un proyecto muy emblemático y muy importante para el equipo de gobierno porque va estrechamente ligado a la cultura y la identidad de la ciudad de València”.

Luisa Notario ha afirmado que “el objetivo de esta actuación era rescatar un edificio del siglo XV respetando el valor y el simbolismo de este espacio. Este gobierno ha hecho una apuesta muy importante por el patrimonio de la ciudad y la rehabilitación de la casa donde nació San Vicente Ferrer está muy unida a la identidad del pueblo valenciano”.

Entre toda la rehabilitación integral, la concejala ha destacado especialmente “la recuperación de la bóveda de la capilla principal, que es una bóveda que, hasta ahora, estaba tapada y que tiene una gran significación para este edificio”. Notario ha afirmado que “en los años cincuenta se hizo una restauración no demasiado respetuosa con el edificio y hemos tratado de sacar y recuperar todo lo que se tapó en aquel momento”.

La concejala no ha puesto fecha a la reapertura del edificio porque “debemos conciliar las visitas con las restricciones de la pandemia” pero ha asegurado que “evidentemente, es un espacio para que la ciudadanía valenciana pueda disfrutarlo por la importancia que tiene este edificio”.

Las obras han tenido un coste de 410.488 euros, de los que el Ministerio de Hacienda ha aportado 75.000 mediante el plan de inversiones financieramente sostenibles. La ejecución ha permitido patentizar las patologías que sufría la casa. Así se han podido detectar graves problemas de la estructura de la cubierta tanto por putrefacción como por ataque de xilófagos, al igual que en el listonado de la cubierta que recae a la calle del Mar. Por estos motivos, se ha instalado un sistema antitermitas con cebos inhibidores del crecimiento de forma que se pueda asegurar el mantenimiento del edificio a largo plazo.

Para solucionar los problemas de humedad por capilaridad detectados en el semisótano se ha optado para realizar perforaciones de drenaje, instalar un sistema de control de humedades y mejorar la ventilación de los espacios.

En cuanto a la bóveda neogótica, que data del siglo XVII, se ha desmontado y reconstruido el revestimiento de estuco de cal de la plementería más próxima al arco toral. Igualmente se ha limpiado y fijado el revestimiento de oro de 23 quilates, que se encontraba en un aceptable estado de conservación aunque sufría desprendimientos y grietas en algunas zonas.

La intervención se ha completado con una instalación contraincendios que incluye detectores de humo, detectores ópticos, pulsadores manuales y sirenas.

La casa natalicia de San Vicente Ferrer, conocida popularmente como pouet de Sant Vicent, es la casa solariega de la familia Ferrer, y fue adquirida por la ciudad en 1573.

Reedificada casi en su totalidad en 1677, ha sido alterada a lo largo del tiempo por varias intervenciones y reconstruida en el siglo XX por el arquitecto Vicente Valls siguiendo los cánones del gótico civil valenciano. Destaca la composición de los dos cuerpos articulados por una torre con almenas así como la decoración cerámica del pouet, que fecha del siglo XVIII.

La intervención integral de la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer ha coincidido con el seiscientos aniversario de la muerte del santo valenciano.

CatalanSpanish